Radar emergente: Krimen, llevan el garage consigo

Para algunas agrupaciones el garaje es eterno, y no nos referimos a una cochera atascada de instrumentos musicales que de vez en cuando provocan la furia de algún vecino; sino a la actitud, ese gusto por tocar con más ganas que afino y con más energía que cuidado de la imagen.

                Surgidos ya hace  años en la Perla Tapatía, Krimen es un grupo de garaje rock que se toma muy en serio esta etiqueta. Con sonidos fuertes, improvisaciones continuas de las dos voces femeninas de la banda y una lírica que busca la empatía del escucha, la banda se ha mantenido en la escena local a base de trabajo duro e intenciones honestas.

“No tenemos un mensaje político como tal, eso algo que pensaba alguien que ya no está en la banda, pero no es que no nos interesen esas cosas, sino que nuestro mensaje se ve más a través de las actuaciones, de la energía que ponen las chicas al cantar”. Es una respuesta sorpresa que da en entrevista el baterista del grupo, Gustavo “Sirno” Jurado, la cual se contrapone a una descripción muy vieja del grupo en su página web –al cierre de edición actualizada-; sin embargo, esta respuesta engloba la esencia de ellos: demasiado ocupados en agendar tocadas como para comunicar una postura fuera de un escenario, lo que en cierta manera sería el ideal de un músico serio.

La agrupación ha pasado por cambios de alineación, pero sin duda alguna, la columna vertebral de esta es la fuerza y presencia escénica de los dos miembros femeninos del grupo: Karla Salazar, vocalista, y Nelli de Rueda, voz y guitarra. También hubo oportunidad de hablar con Karla quien al cuestionársele del papel de las mujeres en la escena sonora respondió lo siguiente: “Nelli y yo, tratamos de demostrar cuando estamos arriba en el escenario que las morras también podemos ponerle mucho entusiasmo y que no nos pasa nada por gritar y bailar”.  Ciertamente la actuación de las dos mujeres choca con arquetipos actuales de cantantes femeninas como la rockabilly girl o la doncella hipster. A riesgo de ofender por no tener un referente femenino que salte primero a la cabeza, se puede decir que las chicas trabajan en escena como los Foo Fighters.

¿Esa energía se puede grabar en un disco?

La primera vez que uno escucha los tres materiales de estudio (Los Lados B, El Sueño de Kay, y Krimen) del grupo se encuentra con la sorpresa de unos recopilatorios grabados al estilo lo-fi y muchos registros de actuaciones en vivo. Estos discos resultan adecuados si uno considera que el gran encanto de Krimen es su valor como showmen, ya que transmiten esa energía. Al hablar de esto Karla ríe y solo apunta: “Pues es nuestro fuerte, por eso tratamos de transmitir esa energía en el disco”. Por otra parte, “Sirno” expande la respuesta de paso de detalles del futuro de Krimen “Pero ya que queremos grabar bien nuestro próximo material, en un buen estudio, algo en lo que vamos a trabajar en estos meses, además de salir de gira a otras ciudades”.

Krimen nos muestra como es el garaje rock, un término medio de la música, no muy cocido ni preparado pero que debe así para no perder lo jugoso y lo crudo que todos realmente amamos del rock.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR: Radar emergente: Dama Vicke, letras que expresan algo

Recommended Posts

No comment yet, add your voice below!


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *