Actualización sobre eventos cancelados por COVID-19

(Actualización a las 10:00 p.m. del 13 de marzo)

A raíz de la declaratoria de pandemia por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) al coronavirus COVID-19, diversos ámbitos de la sociedad se ha visto perjudicados a velocidad relámpago en las últimas 48 horas. La música y el entrenamiento no han quedado exentos y son de las industrias más golpeadas por las medidas de contingencia.

Tras muchas fechas pospuestas por artistas en Europa y la suspensión de Coachella hasta el otoño próximo, el modelo de contención de la enfermedad ha alcanzado a los eventos latinoamericanos; ayer se anunció la suspensión de las ediciones chilena y argentina de Lollapalooza, la cancelación de algunas bandas en Vive Latino y Hell and Heaven Fest (sin embargo, estos eventos siguen en pie).

La seguidilla de malas noticias para este medio comenzó con la suspensión de la 35 edición del Festival Internacional de Cine de Guadalajara a una semana de su inauguración, seguida de Record Store Day, la gira por Norteamérica de Thom Yorke (hasta el momento no hay un comunicado dirigido a sus shows en México) y el Fimpro, que se moverá hasta septiembre.

Hasta la noche de viernes 13 se han sumado a las suspenciones SUM 41, Idles, Festival Akamba (se mueve al 28 de noviembre); en el Vive Latino se confirma la cancelación de All Them Witches, Ambar Lucid, Biznaga, Enrique Bunbury, Fangoria, Gustavo Santaolalla, Kyary Pamyu Pamyu, Portugal The Man, Usted Señálemelo y Vetusta Morla; Megadeth sale de la alineación del Hell & Heaven junto con varias bandas menores. Muchos otros artistas ha sido mencionados pero no hay comunicados por parte de las agrupaciones o promotores.

Los eventos más importantes que no se han pronunciado al respecto y siguen en pie al cierre de edición son: Portugal. The Men (concierto en GDL), Tecate Pa’l Norte, Machaca Fest (pero retrasaron su preventa), Corona Capital GDL, Festival Cultural de Mayo, Festival Sucede, Domination MX, Echoes Festival, MGMT, Mexicadelia, Billie Eilish, entre otros.

Unisex: Disco de Transición y Crecimiento

El radar estará siempre sobre la señal de Benito Cerati. Su padre, Gustavo Cerati, es una leyenda tanto por su carrera como solista, como por todo lo que logró con Soda Stereo. Él era el motor creativo y su ausencia siempre dejará tragos amargos en sus millones de seguidores, por la forma en que Cerati terminó sus días.
Así que Benito Cerati al lado de su banda, Zero Kill, siempre será objeto de comparaciones y críticas. Tiene un panorama difícil pero ha sabido abrirse camino con tres discos y mucho aguante. Su más reciente placa al lado de Zero Kill lleva por nombre Unisex (2018). En ella, Benito y compañía han lanzado once canciones que usan rock pop para esgrimir un universo de sexualidad en tiempos modernos de las redes sociales y el.pensamiento millenial, con un poco de perspectiva religiosa. Aunque todas las letras son de Benito, la música va por cuenta de todos y hasta Leo García tuvo una pequeña participación en una canción. Además, Unisex contiene temas en español e inglés, ya que Benito tiene predilección por cantar aquellos temas a medio gas en la lengua de Shakespeare.
Unisex es pop electrónico y rock alternativo, con Benito buscando el nicho correcto de su creatividad musical para seguir creciendo como ser humano y artista

Más allá de headliners: Festival Adverso.

Estamos a nada de la primera edición del Festival Adverso. La propuesta de ACK Promotes busca salir del molde de los eventos con patrocinio cervecero y, por ello, desde su arranque quieren hacer una declaración de principios con una alineación sólida de artistas.

Aunque Metronomy, Battles, Motorama y Light Asylum son razones de peso para adquirir las entradas, desde temprano hay actos que no te debes perder.  Agrega sonidos a tu playlist y sácale jugo al debut de Festival Adverso con: 

The Polar Dream

Una de las principales agrupaciones de la escena tapatía tendrá la tarea de mantener el ritmo a media tarde en Terraza Vallarta. The Polar Dream presume una carrera de diez años, en los cuales se ha codeado con artistas de renombre como Circles, Austin TV y This Will Destroy You.

Los tapatíos se han destacado por un sonido melancólico que combina psicodelia y ruido con la armonía del pop de cámara. Si tienes la costumbre de ver películas de fantasía mientras te truenas ajos, TPD te sonará familiar solo que sin, tú sabes, los ajos.

Entre su discografía, destacan los dos primeros álbumes: Kiev, el cual es como la banda sonora de los momentos felices de las películas de A24 (10 % del tiempo en pantalla), y Follow Me to the Forest, que es como la banda sonora de los momentos amargos y sofocantes de las películas de A24 (90 % del tiempo). Ambas obras conducen las emociones del escucha de manera pausada y metódica, como si se tratara de un guía en la psique de uno mismo.

Su último disco, Viva México, podría espantar por el título nacionalista que recuerda a los “homenajes” a la música regional que hacen covers a canciones que no necesitaban que uno llegara de rockerito a meterles mano; sin embargo, el álbum a pesar de no ser tan uniforme en concepto y evocador como sus antecesores, también es un muestra de pop de cámara notable.

Agendados a las 5:00 p. m., The Polar Dream es lo que necesitas para recordar a medio festival que estás ahí para relajarte y solo preocuparte de disfrutar la música… con o sin ajos, eso lo dejo a criterio.

Birdhaus

Ser el que abre un festival de música es como ser el portero en la cascarita de futbol en el patio del colegio, no es que seas malo, pero es un hecho que esa tarde no eres la estrella y ni quien dará de qué hablar posiblemente. ¿No se suponía que este era un artículo para hablar bien de las bandas menores del line-up? ¿El mejor símil que se puede hacer de Birdhaus es con el gordito del patio de recreo?

Hasta ahora he sido injusto con Birdhaus, después de todo, los tapatíos han trabajado sin descanso desde hace tres años desde la difícil trinchera del trip-hop (uno no puede jugarle al triphopero sin esperar quemarse con el sol de la tarde al menos en sus primeros festivales). El esfuerzo de ellos ha encontrado su recompensa, no solo en un sequito creciente de seguidores, sino en haber compartido escenario con renombrados artistas del pop más oscuro como Tricky, Khruangbin, Lite, Fenster, The Holydrug Couple y Peter Murphy (el mismo señor de Bauhaus, y lo sé, yo también estoy a un volado de decidir si Birdhaus es un gran nombre o uno muy fácil).

Es recomendable darse un vuelta por su único disco de estudio, Birdhaus vol.1, y su sencillo, Quasar; en ellos encontrarán razones para madrugar el sábado en Adverso.

Leer también: Videos de la semana al estilo Adverso

Blackwater Holylight

Adverso todavía no ha comenzado y ya cometió su primer pecado: no tener una presencia femenina más fuerte (Sin hacer menos a Descartes a Kant, que se ha mantenido por años picando piedra en la escena, y a Metronomy, quienes no serían lo mismo sin Anna Prior marcando el ritmo). Esto no es poca cosa considerando que la mejor música en todos los géneros hoy en día es hecha por mujeres; además, las agrupaciones masculinas han hecho que los festivales en México parezcan repetitivos (¡¿cuándo se convirtieron The Strokes en Zoé?!). 

Blackwater Holylight llegan con la misión de demostrar que ya no hay “florecitas rockeras”, sino cactus que desgarran cuerdas y revientan percusiones con igual o mayor calidad que sus contrapartes masculinas y se imponen pese a las adversidades. 

En una escena que cada vez luce más taimada, como la del rock, el sonido de ellas tiene más que suficiente para callar a detractores y animar hasta el más recalcitrante de los tíos rockeros a deconstruirse y meterle estrógeno a su playlist. 

Helado Negro

No todas las noticias que involucran a un Florida man tienen que ver con cocodrilos, crímenes peculiares y viejitos jubilados. El año pasado, Roberto Carlos Lange, mejor conocido como Helado Negro, volvió a estar en boca de todos gracias a su sexto álbum de estudio, This Is How You Smile, el cual sumó excelentes mezclas de folk, pop y ritmos latinos a una colección de por sí rica que ha trabajado desde su debut en 2009 con Awe Owe.

El resurgimiento del sonido lo-fi volvió a poner en el radar de los melómanos las mezclas de Helado Negro, la cuales podemos tomar como una escuela de sobre cómo combinar sonidos latinos, jazz, folk y electrónica sin caer en clichés.

Quienes gusten de la Damon Albarn (en faceta de solista), TV on the Radio, Devendra Banhart, Destroyer y, el sacrosanto padre del lo-fi, Daniel Johnston, llegarán a buen puerto con temas como Love Song, País Nublado y Please Won’t Please, entre otros.

LEER TAMBIÉN: Adverso: encuentro de géneros alternativos

Hide

Esta agrupación fue la incorporación tardía al festival y una muestra de buena voluntad y ganas de afianzar el proyecto por parte de los organizadores; más importante aun, Hide es el argumento agresivo en contra de cualquiera que dude del enfoque alternativo de Adverso.

La tarde del sábado tendrá en escena a Hide cerrando el Escenario ACK, un dueto de industrial de Chicago con una propuesta visual ad hoc con un sonido áspero. Al igual que artistas como Nine Inch Nails y Marilyn Manson (fueron teloneros de este último), ellos aprovechan los silencios y la baja de ritmo en sus composiciones para que destacar la fuerza de sus sonidos. Hell is Here, del año pasado, fue el epítome de su momento de mayor producción e inspiración creativa.

Bonus:

Anatomy, un proyecto de synth rock e industrial de Nueva York, el cual no debe confudirse con el grupo australiano de black metal del mismo nombre, a pesar de compartir el mismo desdén molesto por las redes sociales en pleno 2020, el gusto por las imágenes gore tipo periódico Metro y nombres ingoogleables. Si les va bien el próximo sábado, planean contratar un community manager (supongo).

LEER TAMBIÉN: Horarios de los escenarios del Festival Adverso

Adverso: encuentro de géneros alternativos

Al igual que en todo el mundo, la ciudad de Guadalajara es un lugar en donde los festivales musicales están muy de moda, pero ha sido difícil que alguno se consolide como referencia musical entre uno de los públicos más exigentes y a la vez apáticos del país. El Roxy Festival de Música y Arte Gastronómico que iba para su cuarta edición, cedió el turno al Festival Adverso, en donde, a pesar de ser corealizado por los mismos organizadores, su oferta va enfocada a un público muy distinto al del Roxy que estaba dirigido principalmente a los llamados “chavorrucos”.

Leer también: Festival Adverso se suma a la lista de line ups tapatíos

Una selección de lados b

La propuesta del Adverso es evidentemente alternativa, en donde sobresale la presentación de Metronomy. El festival contará con el show de los rusos de Motorama por primera vez en la ciudad y Battles, quienes dejaron una muy buena impresión en la memoria colectiva con su show en la plaza de la liberación en 2011 en el Festival Cultural de Mayo; pero también podemos encontrar propuestas locales como The Polar Dream, Mortemart y Deskartes a Kant, así como muchas buenas oportunidades para descubrir agrupaciones que difícilmente tienen presencia en los gustos comerciales, como Helado Negro, Light Asylum o las chicas de Blackwater Holylight.

El común denominador son las atmósferas densas, etéreas y francamente oscuras que comparten la mayoría de las bandas que se presentarán en el Adverso. Además el festival contará con espacios para el muralismo, skate, diseño, moda y hasta tatuajes. Se agradece que nuestra ciudad tenga una oferta diametralmente distinta a lo que se presenta en en el resto de los festivales del país, en los que se está poniendo de moda incluir sin remordimiento alguno hasta a los Temerarios; y que a su vez su propuesta integral sea congruente con la temática “dark” del festival.

El costo por entrada es de $1320 ya con los cargos del servicio, pero no será necesario desplazarse hasta otro municipio fuera de la ciudad, el venue es muy cómodo, ubicándose en Terraza Vallarta, a espaldas del Parque Metropolitano. Se realizará el próximo sábado 29 de febrero a partir de las 3 de la tarde. Esperamos que su primera edición sea un éxito, ya que es realmente necesario que existan este tipo de propuestas únicas y diferentes.

Leer también: Horarios de los escenarios del Festival Adverso

“Que esta Navidad no se sienta tan fría”. Entrevista a José Manuel Aguilera

Que esta Navidad no se sienta tan fría”. 

Lo anterior, es el único deseo de José Manuel Aguilera (Ciudad de México, 1959) con respecto al final de este 2019 y la propuesta que engloba Llega Diciembre, un concierto especial para finalizar el año y que Aguilera lleva haciendo desde 2015 en CDMX para ofrecerle a sus fanáticos un cierre de ciclo y que arriba a Guadalajara por vez primera al escenario del C3 Stage. Vaya, un “cerrar el año con música”, como bien dice uno de los músicos y guitarristas más importante de México, que a lo largo de su amplia trayectoria ha pasado por bandas como Sangre Azteka, Caifanes y Jaguares. 

Pero, ¿qué es exactamente Llega Diciembre? Pues sencillamente una celebración, donde no se hace un repaso de toda la carrera de La Barranca, sino una somera interpretación de las canciones más queridas de la banda por parte del público tapatío. Sí, esas que han horadado en lo profundo del espíritu de Guadalajara y que serán interpretadas con esa garra característica de Aguilera y compañía.

Sobre la azotea de El Cardenal, ese bar ubicado en pleno corazón de la zona de El Expiatorio, José Manuel Aguilera charló con Revista Instinto sobre este concierto llamado Llega Diciembre, así como la adición justa en batería de Abraham Méndez, lo que fue ese gran proyecto de Noche Profunda y lo que les espera a los tapatíos este próximo 19 de diciembre en el C3 Stage…

Básicamente, ¿qué es Llega Diciembre?

Bueno, en CDMX hemos estado haciendo estos conciertos para cerrar el año con música y romper poquito la dinámica que se establece en estas fechas, que luego es mucha comida corporativa, ir al mall a comprar los regalos, todo eso. Entonces, ¿por qué no abrir un espacio para que haya música, puesto que normalmente las bandas dejan de tocar en diciembre? La idea anterior la hicimos en CDMX y nos funcionó y lo hemos venido repitiendo ya durante algunos años. Ahora, por primera vez la traemos a Guadalajara y la cosa es invitar al público tapatío a que también se haga cómplice de esta iniciativa de ley e instaurar así una tradición.

Por ahí lo leíamos y salían los reclamos de “¿por qué no en Puebla, por qué no en Monterrey o por qué no en Guadalajara?”. Ahora que nos enteramos que por fin vienen gracias a esta sociedad que tiene La Barranca con Cultura UDG y luego ahora en el C3 Stage, pues mucho mejor, ¿no?

Ahí se fue sumando y materializando la idea. Así que aquí estamos ya para que el próximo 19 de diciembre en el C3 Stage. Tengo entendido que está jalando bien (el foro), que está calientito. Lo conozco, tocamos ahí hace años, cuando el foro estaba empezando. Pero ahora está mejor porque la gente ya lo tiene bien ubicado. 

Sí, el C3 Stage ya es uno de los foros referencia para las personas en Guadalajara y qué mejor, que sea un “regalo” navideño para nosotros…

Pues sí, para los que gusten de esta música, es una manera de hacerse un regalo. O invitar a un amigo para que le des un regalo. En vez de que vayas al Sanborns a comprar una corbata, vente a ver a La Barranca. Seguro te lo van a agradecer más que la corbata.

Se agradece porque como bien dices tú, es un mes donde todo para y las personas están como en calma, así que un mes con la dosis sonora de La Barranca pues está mucho mejor…

Se va a poner bueno, vas a ver (risas).

Entonces, con este concierto de diciembre, ¿vas a dar una especie de repaso desde el primer y hasta el más reciente disco de La Barranca?

Pues, en sí, repaso no es. (El concierto) No es desde la óptica del repaso sino, fíjate, siempre nos mueve venir a presentar cosas nuevas a Guadalajara, o conceptos, discos nuevos, o hasta nuevas alineaciones de músicos. Ahora lo que queremos un poco hacer es una especie de celebración y estamos haciendo un programa donde queremos tocar, en la medida en que nosotros lo detectamos, las canciones más queridas de la banda, que es algo que nunca hacemos.

¿Lo anterior La Barranca lo hace de acuerdo a la ciudad?

Pues sí, claro, porque ahora ya sabes (que tienes un indicador) que puedes al menos a través de las plataformas virtuales, que tampoco es la única verdad, pero ahí se muestran los parámetros e indicadores que te dicen que en ciertos lugares escuchan más ciertas rolas y entonces por ahí va el diseño de este concierto. 

Por otro lado, la actual alineación de la banda se muestra muy sólida.

Sí, esta alineación creo que ya completamos la pieza que nos faltaba que es Abraham Méndez, nuestro muy joven baterista y originario de Aguascalientes, creo que con él la alineación está redonda, está muy productiva y regresamos a Guadalajara con esta formación. Además, están los hermanos Romero, unos chicos muy talentosos, muy dedicados y muy buenos en sus respectivos instrumentos, pero sobre todo, muy comprometidos y entregados con La Barranca, y también está Yan Zaragoza (teclados).

¿Abraham viene de apoyo contigo o lo vas a incluir en lo de Noche Profunda?

Mira, Abraham no está en Noche Profunda porque no lo conocíamos en esa época y el baterista ahí es Alfonso André, músico muy querido de mi parte y aliado de La Barranca de toda la vida y de otros proyectos que hemos hecho con él. Por ejemplo, ese de Noche Profunda, que no es otra cosa que concreción en estudio de aquel mítico concierto de la FIL en 2016 con los boleros y el rock y un buen elenco de cantantes. Todo eso se llevó al estudio. Luego, hubo que entrar a ciertos procesos extras como presupuestos y cosas administrativas de una institución tan grande y tan compleja como lo es la Universidad de Guadalajara, pues tienen miles de proyectos. Pero la verdad es que el compromiso de ellos era sólo hacer el concierto. Entonces les dije que no podía ser que sólo sucediera una noche y ya, así que acordamos llevarlo a una instancia discográfica pero pues ahí fue donde no fue tan fluida la cosa por los mecanismos institucionales. Pero, bueno, ahora en este septiembre ya se hizo el lanzamiento del disco y se subió a todas las plataformas digitales y también hay una edición física disponible. 

¿Y la distribución también se da a través de un sello independiente?

Sí, es la distribuidora con la que comúnmente trabajo yo: Fonarte Latino.

Así que ya conoces sus mecanismos…

Sí, y sus mañas (risas), pero sí, todos sus mecanismos. 

¿Armar Noche Profunda te costó un ‘trabajote’ y conjugar todos los talentos que subieron al escenario de la FIL?

Sí, fue un trabajo bastante demandante. Además, hacer una inmersión a fondo en el bolero y luego hacer todos estos arreglos, trabajar con todos los diferentes artistas y coordinarlos, por eso fue que dijimos que teníamos que llevarlo un paso más. Y ese paso más fue hacer un disco.

¿Cómo se sensibilizaron cada uno de los músicos para rescatar los boleros y ponerle algunos tintes, digamos ‘personales’?

Todos respondieron muy bien y desde el principio la idea de este elenco que se convocó, la curaduría, lo hicimos pensando más que en voces y técnica, pues pienso que el bolero no es en sí una cuestión de técnica sino de sentimiento, por eso tratamos de invitar a gente que… Bueno, sí hay técnica en el bolero, aclaro, por supuesto, pero lo digo para distinguirlo de esas aproximaciones que hizo Luis Miguel, que son muy frías. Yo quería cantantes que tuvieran esta posibilidad de involucración emotiva, que tuvieran una garra y que provinieran todos del ambiente del rock. Entonces, creo que todos respondieron muy bien a la idea. Está Valentina (González), (Gerardo) Enciso, Saúl Hernández, Denise Gutiérrez, Jaime López y Cecilia (Toussaint), entre otros.

¿Y con Noche Profunda existe la posibilidad de que no sólo nos quedemos con la presentación de la FIL y que se hagan otras en diversas ciudades?

Más que posibilidad, ahí existe el gusanito de que estaría padre hacerla (una gira). Pero, como te digo, el proyecto de por sí se extendió y lo demás sería de hablarlo para hacerlo desde el principio porque ya paso bastante tiempo. Habría que ver la disponibilidad de la gente, que siempre es el problema en una cosa que involucra tantos músicos de diferentes grupos y geografías. Pero, bueno, ganas sí hay, tanto de la parte de nosotros como de Música UDG.

Creo que sería ideal escuchar Noche Profunda en el Conjunto Santander de Artes Escénicas. Ahí ya se presentaron y es un foro magnífico, ¿no? 

¡Ahí tendrá que ser! Es un foro magnífico. Pero, bueno, vamos a ver que dispone un poco la realidad. 

Siempre es un gusto, Aguilera, tenerte en Guadalajara, una ciudad que fue detonante para que surgiera en sí La Barranca.

Sí, gracias, y no sólo La Barranca sino muchas otras cosas como esto que hablamos de Noche Profunda, que es un proyecto de la Universidad de Guadalajara. Por eso, también nos da mucho gusto poder venir a hacer esto de Llega Diciembre a la Perla Tapatía, porque queremos realmente agradecerle a la gente que se haya subido al barco con La Barranca con tantos proyectos y cosas que hemos hecho a lo largo de tantos años. A fin de cuentas existe una relación que me atrevo a decir que es intensa, que es comprometida, que es cómplice, con el público de Guadalajara.

Como público, yo me muevo de un lado a otro en los conciertos y veo las caras de los asistentes, las canciones las cantan y se estremecen, que es lo chingón de un grupo en vivo; vaya, ir a ver y escuchar una banda y que te causa una sensación y un sentimiento, y hasta cada rola vas aterrizando una situación de la vida. Creo que en ese sentido, lo vemos reflejado en ese sentido con La Barranca en cada uno de sus conciertos.

Sí, es maravilloso el público de Guadalajara. Y, bueno, pasa que a veces se pierde de vista eso que acabas de decir. Pero en general un concierto debería de ser justamente eso que preguntas, más que una demostración de las luces computarizadas que trajo el ingeniero. Un concierto debería de ser esa posibilidad de meterte en la música de una manera más emocional y que salgas de ahí tocado de tus fibras. Si no, ¿para qué vas? Si no, préndele a la televisión o quédate en tu comida corporativa brindando con tu jefe. 

De su lado, ¿ven a la gente cuando eso sucede?

Nosotros somos como un espejo de lo que la gente está generando. Nosotros lo regresamos a través de lo que hacemos, que es tocar. 

19 de diciembre en el C3 Stage.

Hora: 8:30pm
Neptuna como agrupación invitada.


Woodstock 99 y Fyre fusionados en Knotfest México.

Este sábado fue el tan esperado Knotfest México, evento anhelado por muchos por quienes al fin tendríamos la oportunidad de ver en vivo a nuestra banda favorita. El festival pintaba prometedor, pero al final, terminó en la más pura decepción.

Las horas previas al festival, cuando muchos ya nos encontrábamos haciendo fila iban con total tranquilidad, se miraba movimiento dentro pero todos suponíamos que solo afinaban los últimos detalles. Es cierto que desde la noche anterior ya se sabía lo de la cancelación de Testament (además de su concierto que jamás dieron en Guadalajara), pero a pesar de eso seguíamos optimistas y creíamos que no pasaría a mayores.

Abridores sin público

La primer mala señal se dio horas después, las primeras bandas tocaban a las 12:05 horas; sin embargo, las puertas seguían cerradas y tuvieron que tocar sin público, para las dos de la tarde había quien aún no dejaban entrar, mientras que por otro lado había gente entrando sin boleto, exactamente el mismo error del año pasado.

El festival seguía relativamente bien a pesar de todo, pudimos darnos el lujo de ir hasta CDMX a apoyar a nuestros paisanos de Parazit y Cemican, un show increíble por parte de cada uno, sobre todo los segundos que demostraron por que merecen ser una de las bandas nacionales más queridas en la actualidad, la banda incluso terminando su concierto bajaron del escenario a convivir con el público y tomarse fotos con ellos.

“Las puertas seguían cerradas y tuvieron que tocar sin público, para las dos de la tarde había quien aún no dejaban entrar, mientras que por otro lado había gente entrando sin boleto”

Seguidos por Of Mice & Men, que se notaban entusiasmados por estar en nuestro país también dieron un espectáculo digno de recordar.

Una vez acabado su show, fue cuando se comenzaron más problemas, la zona de comida estaba saturada, incluso lucía demasiado pequeña. Probablemente hubiera sido buena idea distribuir algunos restaurantes por demás sitios del parque. A eso se le suma que comenzaron los problemas del cashless, a algunos solamente nos dieron una tarjeta (¡del Ultra Festival!) para usarla, pero resulta que en algunas tiendas y restaurantes solo aceptaban la pulsera del festival, para las 16:00 horas ya había sitios donde el sistema les había fallado y solo se podía pagar en efectivo, ¡Pero no podíamos pedir reembolso porque a fuerza nos teníamos que esperar hasta la medianoche!

Nos decidimos mover al escenario principal, justo cuando estaban terminando de montar el sonido de Stratovarius, la banda toco todos sus éxitos, abriendo con Eaglehearth y cerrando con Hunting High And Low, al igual que OM&M se notaban felices de estar en nuestro país, el público no paró de corear en ningún momento. Saliendo de la zona de foto notamos que un puente afuera del festival estaba repleto de gente que podía ver todo lo que pasaba en el escenario principal, y sin necesidad de pagar. Sin más importancia. continuó el show.

Behemoth, uno de los shows más esperados le continuó, a pesar del reducido espacio (Suponemos que el escenario completo era para cuando saliera Slipknot), dieron un gran espectáculo y mucho mejor producido: desde el vestuario, la decoración e incluso el uso de antorchas por parte de Nergal. Aquí nuevamente aparecieron los problemas cuando el sonido comenzó a fallar en algún momento casi a punto de terminar el show, cosa que la banda confirmó minutos después en sus redes sociales.

Saliendo de Behemoth algunos fotógrafos nos llevamos una grata sorpresa, ¡Solo se le permitiría el acceso a 15 fotógrafos para Slipknot! Hasta el momento me pregunto que filtros se utilizaron para escogerlos, es entendible que nuestro medio al ser pequeño no apareciera en la lista de los 15, ¡pero cuando ni siquiera medios como Rolling Stone aparecen!, Es imposible no quedar intrigado. El resto de los fotógrafos decidimos correr a la zona del público mientras aún seguía Behemoth para poder agarrar buen sitio para cuando saliera Slipknot y tomar las fotos desde ahí.

A Behemoth le seguía el acto de las Cherry Bombs, nadie estaba realmente interesado en dicho espectáculo, pero se llenó porque todos querían tener buen lugar para cuando saliera Slipknot. A pesar de el poco interés del público, se terminaron llevando aplausos al por mayor.

Comienzan los disturbios

Justo cuando acabó el show de las Cherry Bombs fue cuando se desató el verdadero caos. Público que venía de ver otras bandas, y parte del que estaba en la zona general del escenario principal, se arrojaron en estampida contra una valla pobremente reforzada y con nulos elementos de seguridad; esto fue perfecto para que cayera en cuestión de segundos. Varias personas acabaron lesionadas con la caída del cerco. Quienes nos encontrábamos más adelante aún no sabíamos que pasaba, para entonces Evanescence ya tenía una hora de retraso, la gente se estaba molestando, además nos intrigaba el hecho de que tras dejar el escenario montado no hubiera más movimiento arriba e incluso acabaran saliendo los ingenieros de Slipknot, había confusión por todas partes.

Los organizadores no reaccionaron a la valla caída hasta media hora después , su gran solución fue volver 45 minutos después y “repararla” atravesando un tubo oxidado. En el fondo no dejaba de sonar por tercera vez un disco de Queens Of The Stone Age mientras todos se empezaban a desesperar. Llegó a sonar una voz en el altavoz pidiendo orden, el público puso de su parte pero se seguían sin ver resultados.

Pronto la gente se desesperó, comenzaron a lanzar vasos con tierra al escenario y a lanzar gritos como “¡OCESA! ¡OCESA! ¡OCESA!” “¡FRAUDE!, ¡FRAUDE!, ¡FRAUDE! ” “¡REEMBOLSO!, ¡REEMBOLSO!, ¡REEMBOLSO!”, un sujeto prendió fuego a un vaso cerca de la primera fila, el público y seguridad se molestaron, estos segundos no hicieron nada hasta que el público los presionó, aquí tuve sentimientos encontrados, entendía la frustración del tipo pero también sentía que su numerito de querer prender fuego solo empeoraría las cosas.

“En el fondo no dejaba de sonar por tercera vez un disco de QOSTA mientras todos se empezaban a desesperar”.

Pasados los minutos la gente del puente se comenzó a burlar de los asistentes repitiendo los mismos gritos que habían lanzado antes.

Los precios de los productos se dispararon, un ejemplo de esto es que unas aguas que comenzaron en $30 ya las estaban dando en $70.

Eran la 1:30 y ya todos se habían rendido comenzamos todos a salir no sin antes llegar por nuestro reembolso ¿Y cuál es la gracia con la que salen? ¡Que se quedaron sin efectivo!, las mentadas de madre no faltaron, asistentes comenzaron a golpear las instalaciones de cashless e incluso algunos pobres empleados fueron bañados en lo que esperamos fuera cerveza, y todo por culpa de la pésima organización.

En la salida los vendedores seguían haciendo su agosto rematando todo a precios absurdos. Minutos después de que salimos fue cuando se disparó el verdadero caos con el público que comenzó a encender hogueras e incluso se subieron al escenario a prenderle fuego al equipo de Evanescence. Hubo quienes hasta se robaron cosas como cables y pedaleras.

La imagen que nos dejó el Knotfest, que pintaba para ser un gran día fue simplemente lamentable, fue por un lado un público salvaje que tuvo la mejor vista posible sin pagar por ello, y por otro la pésima organización de Live Talent. Jamás nadie tuvo pantalones de salir y dar la cara, en redes sociales se la han vivido dando excusas absurdas como “los grupos de choque” y con su negro historial como confiar en ellos. Lo malo es que se seguirán burlando de la gente mientras esta les siga solapando todo.

*Las opiniones de nuestros colaboradores son completamente personales y Revista Instinto no se hace responsable por lo que digan.

Resumen del Corona Capital 2019: diez historias y que esperar a futuro

El capítulo diez del máximo festival de otoño concluyó hace unos días, y así como otros eventos colosales, pese al resultado, siempre dan de qué hablar y marcan a la escena musical.  La edición más grande del Corona Capital nos dejó recuerdos e impresiones de todo tipo: la grata sorpresa de nuevos actos, la añoranza de ver a bandas históricas, dudas sobre algunas ideas implementadas y muchas experiencias personales que no tienen cabida en una nota, pero que son las que cada uno más rememoremos de este evento.

Mientras todavía tenemos fresco el recuerdo de lo que vivimos el pasado fin de semana en el Autódromo Hermanos Rodríguez, y antes de que nuestra atención se centre en los colosos que están a la vuelta de la esquina (Catrina, Vaivén, Pa’l Norte y Vive Latino); hagamos un repaso de lo que vivimos en el Capital.

Lo que va a sonar fuerte

Keuning / FACEBOOK / CORONA CAPITAL

Como ya es costumbre, el Corona Capital nos trajo a horas tempranas actos emergentes y propuestas alternas, que aunque no son conocidas para la mayoría de asistentes y no suelen convencer a alguien de comprar un abono; dan de que hablar por su empuje creciente o como gratas sorpresas.

Entre lo más destacado de dichos actos tuvimos a los siguientes artistas: Georgia, Brutus, King Princess, Kero Kero Bonito, Car Seat Headrest, Keuning, Mija, Dear Boy y Noah Cyrus. Cada uno de ellos con sonido muy particular, pero son similares en que son actos que han experimentado musical, lírica y escénicamente desde sus respectivos géneros.

La campanada de la tarde de domingo la dio Sofi Tukker, ya que, a pesar de no ser ningunos desconocidos, el dueto congregó a una multitud comparable a la de los actos principales. La presencia escénica de Tukker y su interacción con el público los pone en el pódium de las presentaciones del festival. Lo único que necesitan los neoyorquinos es un megahit y no hay duda que se codearán bien con la crema y nata del pop.

Nostalgia de todos colores

The B-52s / FACEBOOK / CORONA CAPITAL

Aunque la nota retro parecía girar únicamente en B-52s (de quienes vamos a hablar más adelante y no por la mejor de las razones), hubo otros artistas que nos trajeron recuerdos de una época en que no nos reventaba la espalda después de siete horas de música.

Cat Power, Kurt Vile, Phosphorescent y Miami Horror son artistas con trayectorias que se remontan a finales de los 90 y principios de los 2000. Es difícil pensar que vayan a despuntar tardíamente, pero en su momento, sus canciones fueron parte importante de la cultura pop y le han dado color e inspiración al nuevo milenio.

Dentro del escalafón de la nostalgia y como segunda mejor presentación del festival colocaremos a unos que sufrieron mucho con la mala racWeezeha de los Tiburones Rojos del Veracruz: r. Rivers Cuomo y compañía nos han entregado desde Red Album, una prolífica serie de materiales de estudio que, aunque cada uno nos ha dejado sencillos memorables, nos han quedado a deber como obras en conjunto. Esta mala racha la cortaron el año pasado de una manera un tanto tramposa pero disfrutable al lanzar el Teal Album, un recopilación de covers en donde cada uno conserva la esencia original y se mezcla con la actitud de fanboy del rock de Cuomo.

A esa nostalgia por los clásicos de los 80 se suma la que genera Weezer por derecho propio con Pinkerton y el Green Album. Urge que salga Van Weezer.

Y el mejor headliner fue…

Billie Eilish / FACEBOOK / CORONA CAPITAL

El line-up de esta año fue notable por la cantidad de grandes nombres que reunió para presentarse: Billie Eilish, Interpol, The Strokes, The Raconteurs, Nick Murphy, Keane, Bloc Party, Years & Years, Flume y Franz Ferdinand. Cada uno de estos artistas juntó a una masa de fanáticos en su respectiva presentación y consiguió ser tendencias en redes sociales, independientemente del resultado final.

Entre ellos vale la pena destacar a la joven Billie Eilish quien apenas a los 17 años y contra la opinión de sus heaters (con cada vez menos argumentos válidos) estuvo a la altura de la difícil tarea de cerrar un escenario. La sensación pop todavía es algo torpe en escena al intentar dinámicas con el público y tiene poca experiencia en festivales masivos; sin embargo, tiene un carisma enorme que vuelve algo tan trivial como golpearse la nariz con el micrófono un momento divertido. Una gracia de este tipo es algo que ni en sueños podríamos esperar del sándwich de pan blanco sin orillitas llamado…

Interpol, es sin duda alguna el ganador a el mejor acto del festival en un duelo que sabemos iba definirse entre ellos y The Strokes. El problema es que esta batalla deja un mal sabor de boca, al estilo de la peleas de Floyd Mayweather Jr. 

Paul Banks y compañía no necesitan de un show espectacular, habilidades teatrales, tener gestos con el público, tocar cover alguno, ni ninguna de esas cosas que hace la diferencia entre escuchar un artista en tu casa y pagar una entrada. El grupo se basta de su excelente repertorio y un “gracias México” repetido ad nauseam tras cada canción. En este sentido, Interpol es Mayweather, no corre riesgos donde no hace falta arriesgarse (La Cd. De México es la que más consume la música de los neoyorquinos en el planeta, le siguen Santiago de Chile y Guadalajara).  En pocas palabras para que la presentación fuera memorable solo tenían que pararse a tocar y ya.

Del otro lado de la moneda, tenemos a The Strokes, quienes a diferencia de sus paisanos, ni siquiera cumplieron el tiempo marcado en el horario. La diferencia entre ambos actos radica no solo que la responsabilidad de cumplir tiempos, sino  en la disposición. Mientras Paul “avena con agua” Banks trata de ser todo lo carismático que su parca persona le permite; Julian Casablancas luce cansado, pasado de tacos y tragos cuando está con The Strokes, pero al día siguiente es una fiesta con su –no tan interesante- proyecto personal, The Voidz, y dos días más tarde brincotea con Jack White y Raconteurs.

En resumen, quién pago soló por ir el domingo obtuvo más que el que pagó por el sábado.

Lo chocante de la décima

FACEBOOK / CORONA CAPITAL

El Corona Capital cada año se afianza como el más mediático del país. Debido a su trayectoria sorprenden errores de primerizos como el control de audio. Un festival de este calibre no puede permitirse un escenario con problemas de sonido toda la tarde. Este fue el caso del Escenario Doritos que era prácticamente inaudible tras la carpa de sonido y cámaras (30 metros) y que llegó a su punto más insoportable al matar la presentación de The B-52s al mermar más las voces del grupo de power pop incluso más que el paso del tiempo.

El sonido se vuelve un asunto especialmente delicado si hablamos de otro de los aspectos más nefastos del festival: la zona exclusiva para abonos VIP frente a los escenarios.

Dos días antes del evento, Corona Capital anunció a través de sus redes que el frente al escenario Corona Light habría una zona exclusiva para aquellos que tenían el abono Citybanamex Plus a partir de las 6:00pm (horario que no se respetó por cierto).

Además de ir en contra de lo que significa ir a un festival donde una primera fila se gana a base de espera y paciencia, representó uno los episodios de clasismo más whitexican en lo que va del año. No podemos negar que muchos festivales venden buena parte de sus estradas a través de una imagen aspiracional a sus asistentes (sobre todo el Corona Capital) pero cae en el abuso relevar al asistente promedio con su entradas normales, mas no baratas (sobre todo con el podrido sistema de fases), a una experiencia sonora menor; es decir, no puedes condenar a todo aquel que no puede permitirse pagar una estrada VIP a estar a 40 metros del artista donde el audio de otros actos se mezcla (sobretodo por la gula de instalar un quinto escenario), mientras al frente tienes apenas a un puñado de odiosos influencers sentados en el piso y más interesados en hacer una transmisión en vivo que en ver al artista (la imagen es antiestética para el artista en escena incluso).

El Corona Capital cumplió en cuanto a magnitud, pero en lo que respecta a actualidad quedó a deber. Los organizadores deben considerar si su evento a futuro va a crecer en cuanto calidad: más ecológico, propuestas musicales más actuales (más rap, más mujeres, más actos nuevos, más “inalcanzables”) y más entretenido (no solo activaciones de marcas); o si solo va a crecer en cuanto a tamaño: tres días con diez escenarios, Julian Casablancas reducido a un Leo Larregui internacional y más espacio para más mamadores de Polanco y la Condesa.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR: The Strokes se volvió el Guns N’ Roses millenial

8 tracks de: Festival Catrina 2019

A poco menos de un mes del festival poblano, les dejamos nuestras impresiones sobre un line-up que nos llegó en abonos como deuda de tienda departamental, pero que al final estuvo a la altura de la edición pasada con sus actos internacionales únicos, representación de la escena latina y alguna que otra curiosidad que al menos merece ser mencionada.

Por ello dedicamos, como ya es tradición, nuestras ideas rápidas, poco reflexivas y menos cautelosas, pero muy sinceras, previas al evento.

Cuida a tu novia de los pipopes que usan jerseys amarillos

Pipopes es el término despectivo que se le da un fresa altanero en la Ciudad de los Ángeles, Puebla; en España encuentra a su equivalente en el chico pijo, ese inmortalizado en Devuélveme a mí chica. Esta canción, como el resto del repertorio de Hombres G, es una muestra de amor y desamor mezclado con un amor ácido propio el pop rock español, mismo que podemos encontrar en Radio Futura, Los Zombies, Mecano, Los Punsettes y muchos otros.

Podríamos hacer un análisis del protagonista de esta historia y actitudes tóxicas frente al rompiemiento, ¿pero vale la pena defender al malnacido ese que maneja un Ford Fiesta? Mejor darle una licencia de corrección política a esta y al resto de la discografía de los madrileños.

¿De qué habla La Calle de las Sirenas?

La única razón válida que se me ocurre para escuchar a Kabah en 2019 sin ser la tía chavorruca de alguien es descubrir el enigma de su mayor éxito: La Calle de las Sirenas. Por supuesto no habla de híbridos pez-humano, no seamos sosos. 

La primera teoría sobre el significado de la canción, es que habla de una zona de prostitutas debido a líneas como: “Unas hadas (sexoservidoras) trabajando en un vestido azul. Parece que solo levantan la mirada cuando los duendes (clientes) pasan hacia el castillo al final de la calle (un burdel) es justo ahí­ donde hace más calor”.

La segunda, aun más loca, es que se refiere al calentamiento global de una manera tan sutil que dejaría pendejos a Al Gore y Greta Thunberg: Imagínate a las sirenas en la luna (aumento del nivel del mar)” y “Porque el fuego no lo calma ni el ventilador”.

Umberto Eco hablaba de la complejidad de la obra con base en la cantidad de significados posibles que esta podía generar, y pues quién diría de Kabah.

Mac DeMarco, rey de los honguitos

El artista santo patrono de las fuckgirls del mundo estrenó este año su sexto álbum de estudio, Herec Comes The Cowboy, un material que a pesar de ser menos notable que sus trabajos anteriores continua con la racha de buen lo-fi e indie pop que ha llenado la escena de copycats (Te hablo a ti niño Cuco, y a ti Boy Pablo).

El causante de infinidad de hermosos cortes de honguito se siente como una desición acertada en un año en que la música perdió al rey del lo-fi, Daniel Jonhston. No pierdas la oportunidad de bailar con your kind of morra al ritmo suave del canadiense.

Los Flaming Lips, yeah, yeah, yeah

Otros que llegan de estreno son los comandados por Wayne Coyne con su material King’s Mouth. Este disco como cada uno de los que lanzado la banda desde 1986 explora de maneras temerarias ritmos, instrumentos y formas de crear. Estas apuestas no son nuevas, no olvidemos que hace algunos años corrieron el riesgo de hangear con una desatada Miley Cyrus cuando el público solo la ubicaba por fantochadas al lado del despreciable Robin Thicke.

Tal vez ningún disco vaya a estar a la altura del hito de Yoshimi Battles the Pink Robots, pero la banda sabe consentir a sus seguidores y sabe el gusto de ellos por romperse al escuchar temas como Do You Realize??

Kimbra guapa, Kimbra diva, Kimbra grande

La guapa cantante neozelandesa vuelve a México tras su reciente participación en el Corona Capital GDL donde fue uno de los actos más asistidos de la tarde. Si te la perdiste en esa ocasión, puedes tener una revancha para escuchar el dulce art pop e indie que la han hecho una de las voces femeninas más apreciadas de la década que termina.

Si no la conoces, es la mujer que le hizo el favor de su vida a Goyte, pero vale destacar que ella tiene una discografía rica por derecho propio y la cual vale checar más que el material del one hit wonder que nos dio Somebody That I Used to Know.

Los Blenders, el futuro del rock mexa

Vienen de Coapa, Ciudad de México. Dos de sus vídeos se han vuelto memes de bajo perfil: Ha sido y ¡Ponte Punk! No tienen problemas para convocar público en espacios del centro del país como el Pepsi Center. Son una de las bandas de letras chiquitas del cartel del Catrina. Sin embargo, la carrera de estos chicos ha generado un sequito fiel de seguidores jóvenes que prefieren gastar su dinero en una presentación o vinilo de ellos que en Cuca, Zoé o La Lupita, bandas con las que ya no se sienten identificadas.

A pesar de que el pasado grupos como Kinky, Jumbo, Los Claxons y Hello Seahorse parecían ser la siguiente gran banda de la escena mexicana y al final se quedaron en llama de petate; otra vez podríamos emocionarnos con un nuevo grupo por exportar al mundo.

Tomasa del Real y sus reglas

La chilena, reina del neoperreo, llega con su reggaetón, trap y hip hop que no responde a los clichés de la escena urbana latina. No solo llega con un sonido poco convencional para el género sino con una lírica fuerte y cargada de mensajes fuertes, la mayoría de enfoque feminista. La música de del Real es una bocanada de aire fresco en una escena musical, en la que aun cuando se le da el beneficio de la duda, se aferra a aquello que le critican (el fantochismo y machismo del #SinReggaetonNoHayGrammy de hace unos meses atrás).

La propuesta de esta cantante, a pesar de no haberse concretado en un álbum de estudio en forma, la ha llevado a escenarios legendarios como Coachella.

Uruguayos que no descansan

Algo que siempre hay recalcar es lo injusto es que ha sido el público y los medios con el Cuarteto de Nos, ya que a pesar de manternerse activos en giras, en el estudio de grabación y en conferencias; de no tener escándalos; y de haber llegado a ser nominados al Grammy Latino por la calidad de su trabajo; estos nunca han despuntado y siempre que aparecen en un line-up lo hacen en plan del “hermano de en medio”.

Afortunadamente a ellos parece no importarles y este año Roberto Musso y compañía presentaron el disco Jueves con el mismo entusiasmo y calidad (sobre todo el aspecto lírico) que los han caracterizado toda su carrera.

ESPECIAL

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR: 8 Tracks de: Pa’l Norte 2020

Festival Adverso se suma a la lista de line ups tapatíos

Aunque pueda parecer que ya hay demasiados festivales en la ciudad: Coordenada, Corona Capital, Dreamfields, Roxy Fest, Rock x la Vida, Cosquín Rock, FCM y el Festival Sucede, entre otros; lo cierto es que tras un año tambaleante, el futuro de algunos de ellos está en el aire, y otros como el RMX 212 ni oportunidad de despedirse tuvieron.

                A esta cartelera se suma el próximo año el Festival Adverso, una propuesta que busca romper con los paradigmas de esta clase de eventos.

En primer lugar se presentan con un line-up respetable a precio razonable sin la mamarrachada del sistema de fases, el cual está conformado por: Metronomy, Motorama, Battles, Helado Negro, Blackwater Holylight, Light Asylum, Descartes a Kant, Mortemart, Leto V Gorode, The Polar Dream, Birdhaus y Lady K; los cuales se distribuirán en dos escenarios. Estos no solo son nombres respetables en la escena independiente, sino que dejan atrás clichés como la banda hispanoamericana de cajón para encabezar cualquier festival; las propuestas de fusión que replican modelos pop de artistas como Mon Laferte y Paté de Fua; y el gusto culposo de boda para enganchar vía “ironía”, es decir, Caballo Dorado, Banda Machos, Chico Che Chico etc.

ACK, organizadores del evento, no solo conocen al público tapatío al ser el principal organizador de shows, a nivel sala de conciertos, de la ciudad; sino que lo respetan al traerle grupos con los que este ha tenido afinidad.

Más que música

Destaca también el punto del entretenimiento alterno a la música, ya que el festival contará con espacios de gastronomía, bazares, skate, artistas del tatuaje, arte urbano y batallas de rap freestyle. Esto es una gran noticia si consideramos que los mayores festivales del país como atracciones complementarias lo único que ofrecen son activaciones ñoñas de marcas.

Aunque quedan por definir detalles como si habrá sistema cashless, transporte por parte del ayuntamiento y agua gratis, los organizadores han afirmado que estas decisiones se tomarán con base en si hacen la experiencia más cómoda para los asistentes.

ESPECIAL

La cita es el sábado 29 de febrero del próximo año en la Terraza Vallarta. Los boletos estarán disponibles para su preventa a partir del viernes 22 de noviembre en tiendas Soulflower, Addictive Studio, taquilla de C3 Stage y sistema de www.ticketnowmexico.com. El precio es de $1,200 hasta final de 2019.

LEER TAMBIÉN: Testament vuelve a Guadalajara

La cuarta edición del Festival Catrina está cada vez más cerca

Este 7 de diciembre tenemos una cita en el Parque Ecológico de puebla, lugar que dará vida a 40 proyectos musicales tanto nacionales como internacionales, complaciendo el gusto de los públicos más exigentes.

Con un cartel increíble y totalmente variado, esta edición del Festival Catrina nos ofrece un sin fin de sonidos encabezados por los legendarios Hombres G, quienes después de 8 años resurgen con su nuevo disco titulado Resurrección al igual que Panteón Rococó, quien tras 6 años de no estrenar material promete deleitarnos con su nuevo álbum “Infiernos”.

De lo más esperado en la escena internacional se encuentra Karol G, Mac DeMarco y Flaming Lips, que este año conmemoran los 20 años de su exitoso disco The Soft Bulletin. Así que podrán estar seguros que habrá grandes sorpresas que superaran sus expectativas por completo.

Por el lado pop, se encuentra Moderatto y Kabah quienes te harán revivir la magia y nostalgia de los 90’s en pleno 2019 y que por supuesto, te aseguramos que cantarás a todo pulmón. Los Tres, Enjambre, División Minúscula y Aterciopelados, también son de los favoritos de esta edición.

Todos ellos y muchos más son parte del cartel 2019 del Festival Indio Catrina, ¿te lo vas a perder?


Compra tus boletos en: https://www.eticket.mx/masinformacion.aspx?idevento=25076
y visita la página oficial del festival en: http://www.catrinafestival.mx/

¡El festival Catrina tiene todo lo que quieres y mucho más!