Vuelven la furia y la protesta de Rage Against the Machine

Como si el universo por fin estuviera dispuesto a darle Donald Trump el castigo que merece, este fin de semana arranca con la noticia de la reunión de Rage Against The Machine para el próximo año.

La tropa de Tom Morello anunció hoy a Forbes, a través de unos asociados, una serie de fechas en marzo y abril en Estados Unidos, entre las que destacan su presencia en Coachella y, para beneplácito de Cd. Juárez, una en El Paso, Texas (26). Las otras presentaciones serán en Las Cruces, Nuevo México (28) y Phoenix, Arizona (30). No está claro si esta reunión se extenderá a una gira internacional, pero la posibilidad está en el aire.

Es imposible saber si la reunión va íntimamente ligada al año electoral en Estados Unidos o a que el clima político del mundo en general pedía a gritos un retorno de RATM, lo cierto es que en tiempo de gran incertidumbre siempre vuelven los angelinos para hacer manifiestos de protesta y denuncia ante la mirada atónita de un entrevistador o promotor que esperaba tener en escena otro grupo soso para elevar su rating (googleen Rage Agaist The Machine in Saturday Night Live).

¿Solo conciertos?

¿Qué podemos esperar de los “Renegados del Funk”? Imposible saberlo. Cuando dieron por terminado su último ciclo en 2010 tras una serie presentaciones históricas en Sudamérica, Morello nos quedó a deber un álbum de estudio en el que supuestamente estaban trabajando.

Una presentación incómoda ante los lerdos Jimmy Kimmel y Jimmy Fallon; Beto O’ Rourke vistiendo bermudas y botas de combate en mítines políticos mientras suena Killing in the Name; un disco que revitalice clásicos del rock a la manera rap metal que solo le sale bien a RATM (hay un círculo en el infierno para Fred Durst); tu tío rockero metalero poniendo en apuros a esa playera que se compró hace dos tallas; Donald Trump lloriqueando en Twitter a las 6:00 AM porque lo insultaron; las manifestaciones globales en contra de los malos gobiernos de izquierda y derecha sonorizadas con el poder de The Battle Of Los Angeles; Que el EZLN se ponga mamadísimo con solo escuchar los acordes de Sleep Now in the Fire. Estos son solo algunos de los posibles escenarios que podemos imaginar con Zack de la Rocha, Tom Morello, Tim Commerford, Brad Wilk cargando municiones en sus instrumentos.

Los nefastos deben temer al desfile de toros que viene en camino.

Recommended Posts

No comment yet, add your voice below!


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *