Más allá de headliners: Festival Adverso.

Estamos a nada de la primera edición del Festival Adverso. La propuesta de ACK Promotes busca salir del molde de los eventos con patrocinio cervecero y, por ello, desde su arranque quieren hacer una declaración de principios con una alineación sólida de artistas.

Aunque Metronomy, Battles, Motorama y Light Asylum son razones de peso para adquirir las entradas, desde temprano hay actos que no te debes perder.  Agrega sonidos a tu playlist y sácale jugo al debut de Festival Adverso con: 

The Polar Dream

Una de las principales agrupaciones de la escena tapatía tendrá la tarea de mantener el ritmo a media tarde en Terraza Vallarta. The Polar Dream presume una carrera de diez años, en los cuales se ha codeado con artistas de renombre como Circles, Austin TV y This Will Destroy You.

Los tapatíos se han destacado por un sonido melancólico que combina psicodelia y ruido con la armonía del pop de cámara. Si tienes la costumbre de ver películas de fantasía mientras te truenas ajos, TPD te sonará familiar solo que sin, tú sabes, los ajos.

Entre su discografía, destacan los dos primeros álbumes: Kiev, el cual es como la banda sonora de los momentos felices de las películas de A24 (10 % del tiempo en pantalla), y Follow Me to the Forest, que es como la banda sonora de los momentos amargos y sofocantes de las películas de A24 (90 % del tiempo). Ambas obras conducen las emociones del escucha de manera pausada y metódica, como si se tratara de un guía en la psique de uno mismo.

Su último disco, Viva México, podría espantar por el título nacionalista que recuerda a los “homenajes” a la música regional que hacen covers a canciones que no necesitaban que uno llegara de rockerito a meterles mano; sin embargo, el álbum a pesar de no ser tan uniforme en concepto y evocador como sus antecesores, también es un muestra de pop de cámara notable.

Agendados a las 5:00 p. m., The Polar Dream es lo que necesitas para recordar a medio festival que estás ahí para relajarte y solo preocuparte de disfrutar la música… con o sin ajos, eso lo dejo a criterio.

Birdhaus

Ser el que abre un festival de música es como ser el portero en la cascarita de futbol en el patio del colegio, no es que seas malo, pero es un hecho que esa tarde no eres la estrella y ni quien dará de qué hablar posiblemente. ¿No se suponía que este era un artículo para hablar bien de las bandas menores del line-up? ¿El mejor símil que se puede hacer de Birdhaus es con el gordito del patio de recreo?

Hasta ahora he sido injusto con Birdhaus, después de todo, los tapatíos han trabajado sin descanso desde hace tres años desde la difícil trinchera del trip-hop (uno no puede jugarle al triphopero sin esperar quemarse con el sol de la tarde al menos en sus primeros festivales). El esfuerzo de ellos ha encontrado su recompensa, no solo en un sequito creciente de seguidores, sino en haber compartido escenario con renombrados artistas del pop más oscuro como Tricky, Khruangbin, Lite, Fenster, The Holydrug Couple y Peter Murphy (el mismo señor de Bauhaus, y lo sé, yo también estoy a un volado de decidir si Birdhaus es un gran nombre o uno muy fácil).

Es recomendable darse un vuelta por su único disco de estudio, Birdhaus vol.1, y su sencillo, Quasar; en ellos encontrarán razones para madrugar el sábado en Adverso.

Leer también: Videos de la semana al estilo Adverso

Blackwater Holylight

Adverso todavía no ha comenzado y ya cometió su primer pecado: no tener una presencia femenina más fuerte (Sin hacer menos a Descartes a Kant, que se ha mantenido por años picando piedra en la escena, y a Metronomy, quienes no serían lo mismo sin Anna Prior marcando el ritmo). Esto no es poca cosa considerando que la mejor música en todos los géneros hoy en día es hecha por mujeres; además, las agrupaciones masculinas han hecho que los festivales en México parezcan repetitivos (¡¿cuándo se convirtieron The Strokes en Zoé?!). 

Blackwater Holylight llegan con la misión de demostrar que ya no hay “florecitas rockeras”, sino cactus que desgarran cuerdas y revientan percusiones con igual o mayor calidad que sus contrapartes masculinas y se imponen pese a las adversidades. 

En una escena que cada vez luce más taimada, como la del rock, el sonido de ellas tiene más que suficiente para callar a detractores y animar hasta el más recalcitrante de los tíos rockeros a deconstruirse y meterle estrógeno a su playlist. 

Helado Negro

No todas las noticias que involucran a un Florida man tienen que ver con cocodrilos, crímenes peculiares y viejitos jubilados. El año pasado, Roberto Carlos Lange, mejor conocido como Helado Negro, volvió a estar en boca de todos gracias a su sexto álbum de estudio, This Is How You Smile, el cual sumó excelentes mezclas de folk, pop y ritmos latinos a una colección de por sí rica que ha trabajado desde su debut en 2009 con Awe Owe.

El resurgimiento del sonido lo-fi volvió a poner en el radar de los melómanos las mezclas de Helado Negro, la cuales podemos tomar como una escuela de sobre cómo combinar sonidos latinos, jazz, folk y electrónica sin caer en clichés.

Quienes gusten de la Damon Albarn (en faceta de solista), TV on the Radio, Devendra Banhart, Destroyer y, el sacrosanto padre del lo-fi, Daniel Johnston, llegarán a buen puerto con temas como Love Song, País Nublado y Please Won’t Please, entre otros.

LEER TAMBIÉN: Adverso: encuentro de géneros alternativos

Hide

Esta agrupación fue la incorporación tardía al festival y una muestra de buena voluntad y ganas de afianzar el proyecto por parte de los organizadores; más importante aun, Hide es el argumento agresivo en contra de cualquiera que dude del enfoque alternativo de Adverso.

La tarde del sábado tendrá en escena a Hide cerrando el Escenario ACK, un dueto de industrial de Chicago con una propuesta visual ad hoc con un sonido áspero. Al igual que artistas como Nine Inch Nails y Marilyn Manson (fueron teloneros de este último), ellos aprovechan los silencios y la baja de ritmo en sus composiciones para que destacar la fuerza de sus sonidos. Hell is Here, del año pasado, fue el epítome de su momento de mayor producción e inspiración creativa.

Bonus:

Anatomy, un proyecto de synth rock e industrial de Nueva York, el cual no debe confudirse con el grupo australiano de black metal del mismo nombre, a pesar de compartir el mismo desdén molesto por las redes sociales en pleno 2020, el gusto por las imágenes gore tipo periódico Metro y nombres ingoogleables. Si les va bien el próximo sábado, planean contratar un community manager (supongo).

LEER TAMBIÉN: Horarios de los escenarios del Festival Adverso

Radar emergente: Agatha I, lo distinto en el pop

Este proyecto surge en Medellín, Colombia en 2013 de la mano de Viv Rodríguez y Camila Noreña, dos jóvenes que en ese momento trabajan en otras agrupaciones, las cuales dejaron debido a que no acababan de satisfacer su faceta creativa. “Camila y yo estábamos dentro de otros grupos musicales con los que también tratábamos de experimentar con sonidos, pero estos no se sentían propios, entonces nos juntamos y formamos Agatha I que ahora sí sentía como algo nuestro” dice en entrevista para este medio Rodríguez.

                Las palabras de Viv sobre lo particular del sonido de Agatha I no son dichas a la ligera ya que el dueto a pesar de no esconder su herencia latina e influencias colombianas, llega con un ritmo que es producto de una fusión poco usual en el pop bajo el Río Bravo: un trip-hop con avant garde, electro pop e indie.

Otro punto destacado del grupo es su compromiso con el aspecto lírico de su música, “No nos gustaría hacer música en la que las letras no importen, hay artistas que suenan bien pero no nos gusta lo que dicen”. Para ahondar más en este punto Viv explica cuál es el discurso particular de Agatha I: “Buscamos romper con estereotipos, sobre todo en los roles de género, nosotras tratamos de hablar de eso; por ejemplo, hay la idea de que los hombres no pueden llorar, no pueden sentir, y por otra parte, que las mujeres no pueden hacer muchas cosas y que hay temas sobre los que no pueden hablar (sic)”. Al pegar oído a la lírica que acompaña el pegadizo ritmo indie pop del dúo, uno puede notar esos mensajes –dichos de manera literal y metafórica- que son aplicables tanto a un público femenino como masculino. Esta cuestión es notable en una escena pop –haciendo especial énfasis en la latina- donde las canciones se producen y lanzan con targets demasiado cerrados: pop para adolescentes mujeres, pop para cuarentones, pop para mirreyes etc.

Los pasos por dar

La cuestión de género tiene una gran relevancia para las artistas. Ellas son conscientes que a pesar de los avances de las mujeres en la escena musical aún faltan muchos pasos por dar, y  si no hay nuevos avances, los que ya han sido dados acabaran por ser pies que se arrastran y pierden ritmo en la carrera musical: “Todavía falta mucho para lograr una equidad, claro ya se escuchan más voces femeninas y hay más ofertas para presentarse, pero muchas veces son en segundo término o en espacios que ellas crean para sí mismas porque no las reciben en los escenarios tradicionales”.

Tras casi seis años de carrera, Agatha I ha lanzado tres sencillos y un EP con seis temas denominado Laureado. Este 2019 salió de Medellín y está de gira internacional. Guadalajara les dará cobijo en el tradicional salón bar Segundo Piso.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR: Radar emergente: Dama Vicke, letras que expresan algo

¡Larga vida al Corona Capital GDL!

La malaria que tiene Guadalajara en su escena musical es legendaria: malas decisiones de promotores, espacios insuficientes, falta de interés del público, y mucha mala suerte. El Corona Capital fue víctima de esto en su primera edición: venta de boletos lenta, quejas de vecinos por el ruido, y lo peor, perder a un headliner a menos de 24 horas. Esa edición y la continuidad del evento fueron salvadas por un show estilo Las Vegas ejecutado a la perfección por The Killers.

Los organizadores supieron que la segunda edición debía ser una declaración de compromiso con la Perla Tapatía. Este año presentaron el cartel más ambicioso haya visto en esta década la ciudad. Tame Impala, The Chemical Brothers, Yeah Yeah Yeahs, Phoenix, Dillon Francis y Chromeo como las cartas a jugar.

La respuesta fue la esperada: boletos agotados y multitudes peregrinando a la periferia de la ciudad mientras entonaban cánticos como si les hubieran prometido encontrar la salvación en la explanada del Estadio Akron.

Boy Pablo está niño

Estampa tapatía / TWITTER / @CCapitalGDL

El evento dio arranque con los acordes de Boy Pablo, el novato estrella del cartel, que en un año ha ganado un séquito global de fans que lo defienden a capa y espada. Su sonido pop folk con influencia de soul, le han ganado comparaciones con Mac DeMarco, algunas positivas, otras viscerales (la mía). El sueco chileno demostró que merece la oportunidad de ser escuchado un poco más y que podría ascender peldaños en futuros carteles.

La tarde avanzó y la tormenta de talento musical fue tan notable como la de polvo. La organización como de acto de buena fe y muestra de cortesía tapatía obsequió pañuelos a los asistentes, así como algunas bolsas de agua.

Más buen pop desfiló por la tarde con la presentación temprana Of Montreal, en la que el genio de Kevin Barnes deleitó con su presencia de astro cabaretero y su show que combina la sensualidad con la psicodelia.

Kimbra rugió y brilló con más fuerza que el infernal sol tapatío de mayo. Sin fanfarrias, demostró que las únicas maniobras circenses, pirotecnia y perfomance que necesita son las que hace su voz en el aire al entonar notas que los mortales solo podemos alabar.

Rhye le dió madurez al evento que estaba por alcanzar su máxima concurrencia con un R&B, que a diferencia del que hace en Estados Unidos, en lugar de tener como motor la pasión y la sensualidad, lo impulsa la melancolía del frío Toronto. El clímax de esa hermosa mezcla fue “Open”.

El Pop y tus padres

Increíble montaje del evento. TWITTER / @CCapital GDL

La división drástica del evento fue a las cinco de la tarde cuando lo más destacado del escenario Levi’s Tent arrancó con Goldroom. En otros lares sonaban Goo Goo Dolls y Christine and The Queens.

Si ustedes fueron por la nota cursi-irónica-morbosa con GGD, está bien, el corazón no sabe razones; sin embargo, se perdieron de la magnífica gala de Christine, quien además de una voz suave en francés. La cantante mostró en el escenario que su expresión corporal es capaz de entonar su propia música a la vez que ella canta sus éxitos “Christine”, “Comme si” y “Saint Claude”.

OMD dio la nota vintage acertada del evento (“Y Jesús dijo: ‘antes de que terminés este artículo, habrás insultado gratuitamente a los Goo Goo Dolls tres veces’”). Los pioneros del new wave ochentero se reencontraron con sus fanáticos casi 40 años después, así como con juventudes de geeks estudiosos del pop retro (les juro que este es un cumplido). Lo que empezó con la alegría de los acordes de Enola Gay dio paso a momentos de nostalgia más profundos y humanos. Al ritmo de Maid of Orleans el público mayor -de la edad de tus padres- se conmovió hasta las lágrimas con el épico valtz pop, así como tu lo hubieras hecho como Liability de Lorde, Lay me down de Sam Smith, o Yes, i’m changing de Tame Impala.

Phoenix siempre se cruza con algo

The Chemical Broters. FACEBOOK / @CoronaCapitalGDL

Guadalajara se deleitó con la visita de la primera heroína de los millenials, Karen O, y el grupo de culto, Yeah Yeah Yeahs. La cantante respondió a la pregunta: “¿cuál sería el soundtrack de una puesta de sol?” con la entonación de Zero. Como dice la canción,la noche comenzó mientras te ceñías una chaqueta de cuero y te preparas para bailar.

Phoenix continuó con la tarde convertida en velada. Se mostraron cercanos ante un público que les es tan familiar, como lo es el mexicano. Algo a destacar, es lo mal parados que terminan siempre los franceses en los horarios del Corona Capital. Lo usual es que por alguna razón quede la mitad de su show al mismo tiempo que el artista principal del evento y los pobres terminan medio abandonados. #JusticiaParaPhoenix #SiNoHayJusticiaParaPhoenixQueTalUnaGiraDe80ConciertosEnSolitarioPorMéxico.

The Chemical Brothers se llevaron la noche como la mejor presentación, no solo fue una revisión de clásicos del EMD y trip-hop, sino mostraron una maestría en la tornamesa que muchos djs monguitos de un solo verano nunca podrán tener. A eso hay que sumarle los épicos audiovisuales del show que combinan elegancia  y complejidad que los vuelven per se una obra de arte adicional.

A Tame Impala podríamos darle el premio al tercer mejor acto del Corona (por escribir esto acabo de recibir una carta de la presidenta de la Asociación Mundial de Chicas que dicen “Estoy loca”  en la que se lee: “Monst, este año ninguna de nosotras va a salir contigo, suerte siendo un cretino”). Kevin Parker y todas sus buenas intenciones cerraron el festival en el que 50 mil personas corearon con melancolía Yes, i’m changing, con arrogancia Elephant (la canción que uno debe escuchar mientras elige un outfit), con gallardía  Let it happen, y con coraje Apocalypse Dreams. Sin duda alguna, Parker es uno de los mejores letristas de nuestra generación.

El evento tiene garantizado gracias a este éxito una reedición por algunos años. Para volver alcanzar el hito logrado el sábado pasado, deberán combinarse el interés del público, el apoyo de autoridades, la voluntad de los artistas, decisiones inteligentes de los promotores, y la ausencia de Goo Goo Dolls.

Power ranking Corona Capital GDL 2019

El Corona Capital repite en nuestra ciudad por segundo año consecutivo, y para demostrar por qué no solo busca afianzarse como un evento más en la tradición tapatía, sino como la apuesta fuerte del verano en cuanto cartelera, nos presentó un line-up que además garantizar la venta de entradas, le da continuidad al evento por unos años más.

A continuación un desglose de los actos que se presentarán en la explanada del Estadio Akron. Estos están ordenados por la popularidad de los artistas, calidad de la propuesta musical y valor escénico.

21. Boy Pablo

TWITTER / @soypablo777

Para fanáticos extremistas de Mac DeMarco. El paralelismo entre los sonidos (e imagen) de Boy Pablo y Mac DeMarco es demasiado, pero el joven de origen chileno presenta letras pobres y no tiene la habilidad con la guitarra del canadiense Santo Patrón de los fuckboys y fuckgirls. Gustará a nacidos después del milenio.

20. Goo Goo Dolls

TWITTER / @googoodolls

Cuesta trabajo imaginar un concierto de 50 minutos que no sea un bucle de Iris sonando una y otra vez. Puedes tener el momento cursi forzado con tu pareja de la tarde con ellos pero eso te va a dejar una cruda moral por ñoño y chavorruco.

19. GG Magree

TWITTER / @ggmagree

Música para sesión de twich o de fondo vídeos de goles. El sonido de Magree es similar al de Ellie Goulding tempranera. se notan también influencias de Zedd. Da una alternativa animada al horario. Es una carrera muy verde para atacarla con dureza (o defenderla con uñas y dientes). Fanáticos del new wave revival, denle la oportunidad.

Classixx (dj set)

Buena propuesta disco y electro pop, pero el sufijo dj set suena a amenaza. ya sea que nos presenten a medio dueto, o que ellos vengan al CCGDL con ninguna intención de tocar un sintetizador, lo cual es lamentable, ya que es la base de su sonido armonioso .

18. Dillon Francis

TWITTER / @DillonFrancis

Seamos sinceros, su sonido, el moombahton, ese primo no solicitado del reggaetón, el trap y el dubstep, no llegó para quedarse. El sonido de Francis depende mucho de nuestras ganas de enfiestarnos denso una vez borrachos. Para que acabemos en ese escenario deberíamos estar muy ahogados como para olvidar a Tame Impala y a Chemical Brothers. Lo que es un hecho, es que después del Corona Capital quizá acabemos perreando “Get Low” hasta el piso en el Bar Américas.

17. Tops

FACEBOOK / @tttopsss

Parte de la nueva oleada de soft rock de media década. Destacan por el buen trabajo vocal de Jane Penny. Reagrupada en 2012 y beneficiada de nueva conformación. Decibeles tranquilos para el arranque del evento y ponerse a modo con lo que venga después.

16. Honne

FACEBOOK / @hellohonne

Syth pop suave, un poco meloso en el aspecto lírico pero que recuerda Discovery de Daft Punk en lo musical. Sabe cómo poner ambiente en festivales, ha sido parte de Coachella, Lollapalooza, y Wanderland. Ellos tienen la elegancia y mesura del pop londinense que hemos escuchado antes en The XX.

15. Christine and the Queens

TWITTER / @QueensChristine

En un cartel dominado por propuestas angloparlates, CATQ ofrece multiculturalidad al evento. Propuesta de Syth pop francés similar a álbumes recientes de Haim. La voz suave y melódica de la artista se refuerza con sintetizadores rítmicos.

14. Jax Jones

TWITTER / @JaxJones

Músico rico en influencias étnicas y musicales debido a que creció en barrios de inmigrantes en Inglaterra, podemos identificar ritmos africanos, trip hop, new wave en la base.

13. Goldroom

TWITTER / @goldroom

Tropical y disco necesarios para mantener el ánimo a media tarde, sinfónico pero a la vez bailable. Producto de influencias poco comunes para el género (a Bob Dylan, Tom Petty y Kurt Cobain no los imaginas como referentes de la escena EDM, ¿verdad?). Colaboraciones destacables con Futurecop!, Miami Horror, y The Twelves.

12. White Lies

TWITTER / @whiteliesmusic

Y con ustedes… ¡Interpol divertido!, Bueno… perdón por el insulto gratuito a Interpol y a White Lies, es injusto. Los White Lies se han ganado por mérito propio un lugar en la escena musical y como grupo de culto gracias a su mezcla personal de new wave y post punk con letras bien escritas.

11. Orchestral Manoeuvres in the Dark

FACEBOOK / @omdofficial

Aunque la nota retro fue más destacada el año pasado con David Byrne y Alanis Morissette; este año, fiel a su contraparte de CDMX, el Corona Capital hace un espacio para la nostalgia; mejor logrado con OMD que con Goo Goo Dolls, es justo decir. Sin duda, será experiencia escuchar a uno de los pilares del new wave en los 80; tanto para viejos seguidores, como para una generación más joven que quiera descubrir las influencias de sus artistas contemporáneos favoritos.

10. The Joy Formidable

TWITTER / @joyformidable

Energía para sobrellevar la tarde. Sonido que es muestra de increíble riffs de rock femenino, el cual es hermano de otras artistas prominentes la escena actual como Courtney Barnett, St. Vincent, K. Flay, Angel Olsen y Jenny Lewis, entre otras. Poderosa presencia escénica de su guitarrista y vocalista Rhiannon “Ritzy” Bryan.

9. Holy Ghost!

FACEBOOK / @HolyGhostNYC

Sonido retro, uno de los más disfrutables duetos pop rock en la actualidad. Ya han tocado varias veces en nuestro país, por lo que son  cercanos con el público mexicano.

8. Rhye

TWITTER / @rhye

Una propuesta de R&B y soul traída desde Toronto, la cual ya está familiarizada con México pero ahora la visita toca en GDL, lo cual es apremiante ya que es más frecuente que agenden en CDMX.

7. Of Montreal

TWITTER / @xxofMontrealxx

Pop psicodélico. Primera banda de renombre de la tarde. Kevin Barnes y su voz cautivadora estuvieron el año pasado en C3 Stage presentando su material más reciente, si no tuviste la oportunidad, está en la revancha; por otra parte, si te pareció un concierto muy enfocado a lo nuevo en lugar de lo clásico, un festival es el escenario ideal para un concierto revisionista.

6. Chromeo

FACEBOOK / @Chromeo

Vienen como veteranos a encabezar el cartel, pero también tienen su parte fresca: un álbum lanzado apenas el año pasado y nominado al Grammy. el dúo canadiense mostrará que las letras inteligentes pueden ir de la mano con ritmos funk, disco y dance.

5. Kimbra

TWITTER / @kimbramusic

¿La voz más poderosa del evento? Un talento muy grande como para encasillarlo en Somebody That I Used To Know y con una discografía más rica de explorar que la Goyte. La cantante neozelandeza y su show tienen cierta teatralidad que se agradece, ya que te recuerda por qué pagas una entrada.

4. Phoenix

FACEBOOK / @wearephoenix

Ellos quizá han ido a más festivales en México que tú, qué diablos, quizá a más Corona Capitals que tú. Para demostrar por que son consentidos en territorio azteca además de su breve residencia en Plaza Condesa en CDMX, los franceses encabezarán este festival.

3. Yeah Yeah Yeahs

TWITTER / @YYYs

No se llega a la cima de un line up fácil, por ello es increíble lo vigente que suenan Karen O y compañía 6 años después de su último álbum (no fueron vacaciones, solo googleen todo lo que la cantante ha hecho en la década). Una matriarca que abrió las puertas del rock independiente para todas las voces femeninas que vinieron después. Un “cero” en la cima.

2. The Chemical Brothers

TWITTER / @ChemBros

Sus majestades imperiales del trip hop cerrarán su escenario y demostrarán porque pertenecen a ese exclusivo círculo de artistas de música electrónica que sobreviven tendencias, se pueden valer por sí mismos y su carrera dura décadas y no solo veranos.

  1. Tame Impala
TWITTER / @tameimpala

Kevin Parker y compañía son la última joya de la corona, y  encargados de cerrar el evento, así como pareciera que el éxito de la venta de boletos se debe a ellos, su actuación pinta para ser el gran momento del año en la cartelera tapatía. La perla de occidente puede presumir tener la única fecha de la banda en nuestro país y eso es lo que le da valor a un festival