Electric Wizard cancela participación en Hipnosis 2019

A través de un comunicado en redes sociales los organizadores del festival de música indie, así como del ciclo de presentaciones de los mismo artistas en el C3 Stage, notificaron la eliminación del grupo británico del line-up.

Lamentamos anunciar que Electric Wizard cancela su presentación en esta edición de #Hipnosis2019 y en su show de Guadalajara. Fu Manchu suplirá su lugar en el cartel del festival.

Posted by Hipnosis on Wednesday, October 16, 2019

Según el mismo comunicado, las razones de la cancelación se deben a problemas migratorios del grupo, ajenos a los organizadores. En palabras de Hipnosis, trataron de reagendar al grupo a futuro pero no obtuvieron respuesta de los mismos.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR: Mañana 17 de octubre se presentará el show del sorprendente Jonathan Bree

Fu Manchu se agrega al cartel del festival. #Hipnosis2019 -> bit.ly/2Hipnosis2019

Posted by Hipnosis on Wednesday, October 16, 2019

También se confirmó como reemplazo a la banda californiana de stoner rock, Fu Manchu, no obstante, la participación de estos solo está marcada para el festival del 26 de octubre en Las Caballerizas, Huixquilucan. Queda en el aire si se cubrirá o no la fecha del 24 de octubre en C3 Stage, aunque por cuestiones de tiempo, parece poco probable.

Daniel Johnston y su fanzine sonoro

Si hicieran una lista de 1000 items, clichés, iconos, símbolos y personajes de la cultura indie, sin mayor problema podrían relacionar la mitad de ellos a la figura de Daniel Johnston. El cantautor y productor norteamericano, recientemente fallecido; no solo creó una discografía bella por derecho propio, sino que su estilo y personalidad generarían alrededor de él un culto. Para muchos es un santo debido a su pasión por crear y expresarse más allá de medios de producción y recepción. Para otros, fue un demonio con una figura problemática y conductas que, de manera errónea, se han relacionado como inherentes al arquetipo del artista.

Para acercarse al hito de Daniel Johnston y su obra hay que hacerlo con precaución, la necesaria solo para consumir su música y arte gráfico, que finalmente es lo que sí le debe la cultura pop. La imagen de fuckboy y/o fuckgirl, el nihilismo barato, la explotación del meme hasta que pierde la gracia y el normcore quemando hasta rayar en la fodonguez son elementos propios de Johnston que lamentablemente se confundieron como parte de su genialidad. Es difícil saber si el cantautor se trató de un Werther tardío o un Bojack Horseman prematuro, lo cierto es que, como estos personajes ficticios fue erróneamente imitado en su estilo de vida poco sano, cuando solo debía ser atendido por su mensaje.

            Un joven Johnston, inspirado por los Beatles, los comics, superhéroes y el pop, empezaría a componer a mediados de los 70. Muchas de esas grabaciones se harían en un equipo casero barato y simplemente las entregaría a amigos y conocidos, tal y como si fueran fanzines. Estas cintas tendrían por único arte de portada viñetas escuetas pero con temas sociales y filosóficos hechas por el propio Johnston. En ese tiempo también surgirían aspectos oscuros de la vida del músico como su fijación con la religión, el tratamiento tóxico de un amor no correspondido y caprichos ridículos en torno a marcas que pasarían más una travesura que por un simbolismo, como su obsesión por el Mountain Dew.

              Las cintas grabadas en formatos de baja calidad no solo lo volverían uno de los padres de la corriente Lo-Fi, sino que también darían fuertes indicios de su personalidad errática y desapego a las aspiraciones opulencia o lujo.

El disco más celebre de Johnston. ESPECIAL

            Johnston poco a poco se haría de un nombre en la escena de Austin, Texas, para suerte suya, una de las mecas de la música independiente de Estados Unidos. Una invitación para participar en South by Southwest en 1990 lo saca de casa de sus padres y le da proyección internacional. Sus principales cintas: Hi, How are you, Don’t be scared, It’s Spooky y More Songs of Pain, atraerían la atención de músicos de post punk que iban de salida, de grunge en su apogeo y de indie rock que apenas comenzaban a trabajar en sus demos.

            Uno de los momentos cúspide de su reconocimiento fue cuando Kurt Cobain empezó a salir a escena con la icónica imagen de la portada de Hi, How Are You. Al reconocimiento del líder de Nirvana se sumarían el de David Bowie, Sonic Youth, Eddie Vedder, Beck, The Flaming Lips, Bright Eyes, Matt Groening y TV on The Radio, entre otros.

            A pesar del gran éxito que tiene entre el público y la crítica; su personalidad, salud mental frágil y obsesiones se conjugan para evitar que Daniel Johnston dé el salto al siguiente nivel. Infamemente celebre es el episodio en el que evita firmar en el mismo sello discográfico que Metallica, Elektra Records, debido a su fanatismo religioso in extremis que no solo lo lleva acusar a la banda de ser servidores de Satán, sino de intentar matarlo. Un documental de 2005 llamado The Devil and Daniel Johnston, exploraría esta fijación con la espiritualidad y el diablo como la expresión del transtorno bipolar que padecia el cantautor. Este filme sería galardonado en el Festival de Cine de Sundance con el Premio a Dirección Documental.

A partir de ese despegue en los 90, la figura y sonido de Daniel Johnston resurgiría con cada alternancia entre el pop suntuoso y la música alternativa. Con la decadencia del  grunge en los 2000 en beneficio del pop adolescente y el nu metal lleno de mamarrachadas, el sonido Lo-Fi tendría que dormitar hasta un nuevo llamado a la acción. El normcore y corrientes efímeras como el vaporwave y el sythwave traerían de vuelta el interés por el Lo-Fi y por Johnston. Este interés renovado daría como resultado tres discos más incluyendo una grabación en vivo en la Rochester Opera Houseen 2013.

A pesar del gran valor de las grabaciones de Johnston y su innegable influencia en la música y las artes gráficas, los replanteamientos sobre salud mental y figuras malditas en el arte y cultura pop, prácticamente silencian el último lustro de vida del cantautor a excepción de una modesta gira de retiro y una película biográfica producida por Lana del Rey y Mac Miller, Hi How Are You, Daniel Johnston. La muerte del rapero como consecuencia de su depresión no ayudarían a quitar el estigma sobre la figura de Johnston y su influencia.

En septiembre de 2019, moriría por problemas cardiacos. Paso sus últimos años en una casa anexa a la de sus padres. Su obra se ha disparado en reproducciones en plataformas de streaming. Tras darse a conocer su muerte, personalidades como Judd Apatow, Elija Wood, Beck y The Frames han expresado su pesar y reconocimiento.

Un hito de la música independiente, aclamado por su sonido hasta el punto de volverse una figura de culto. El chico que nunca salió de casa de sus padres se decayó en la figura del genio trastornado. La figura noventera con menor expectativa de vida alcanzó los 58 años, murió de causas naturales y para bien o para mal su vida es la historia de un artista.

También te podría interesar: Celso Piña: folclor en el pop sin pedir permiso

Radar emergente: Dama Vicke, letras que expresan algo

Soy tan bestia que la primera que puse mis manos en el volante de un auto estrellé este contra un camión. Nunca aprendí a manejar ¿A qué viene mi inutilidad como conductor? Es lo único que tengo en común con Dama Vicke y la manera con la que consigo su atención, “Me da horror pensar en manejar además con el carácter que tengo no soy la persona más indicada para estar tras un volante, me volvería loca” me cuenta cuando acordamos una entrevista.


“Trato que en la música haya contenido, que mis letras digan algo que complemente la parte musical, si no, solo suenas bien y nadie te escucha realmente”

Puede que sea la única razón que tenga para conversar con tipos como yo. También sé que es la única similitud que tenemos porque esta es Dama Vicke: una multiinstrumentalista y cantautora ampliamente reconocida por la calidad de sus letras. El Miami New Times la consideró la mejor compositora de Miami en 2018, los American Tracks Music Award la nominarían por el mismo motivo y le darían el premio a mejor artista independiente en el mismo año. Ha sido parte de la selección de FIMPRO, también en 2018.

“Trato que en la música haya contenido, que mis letras digan algo que complemente la parte musical, si no, solo suenas bien y nadie te escucha realmente”. Ella me expone a sus referentes y entre ellos destacan muchos nombres con letras de peso: David Bowie, Pink Floyd, Can, Lila Downs, Blonde Redhead, Chavela Vargas y Rita Guerrero por mencionar a algunos.

Su música es un rock alternativo que toma las mejores partes del rockabilly y jazz de los 50 y 60. A diferencia de muchas cantantes latinas cuya descripción encaja en esto, Vicke no cae en clichés como la canción melosa con sonido dixieland ni en hacer temas de desamor con falsetes de mal logrados. Sobre ese carácter duro del que hablaba al principio podemos encontrar pista en sus temas, son letras para decir cosas personales no para enamorar a buscadores de “florecitas rockeras”.

La cantautora menciona su afición por el cine de horror. Ella misma podría pasar en una foto a blanco y negro por una actriz de películas serie B como las de Ed Wood (les juro que es un cumplido); incluso temas como Soft Soap y You’re Not a Ghost, rememoran los soundtracks de esta clase de cine al hacer uso de sonidos de fondo chirriantes y lúgubres.

Contacto cultural

Dama Vicke se presentó en Fimpro este año. FOTOGRAFÍA: Roberto César Mora

La cantante de ascendencia alemana nacida en México y radicada en Estados Unidos desde pequeña, sabe lo que es el choque cultural, “Es algo necesario ver lo que otros hacen, escucharlos, aprender de ellos, no encajonarte en tu mundo” comenta cuando le pregunto sobre intercambio de géneros y países en eventos como FIMPRO. Su talento la ha llevado a actuar en Colombia, Estados Unidos, Cuba y México.

Dama Vicke terminó su tour este año y planea terminar un álbum debut en forma (solo ha publicado EPs) este año, ¿qué seguirá para ella? Probablemente tomar un curso de manejo, entonces seremos de especies totalmente distintas; por supuesto, ella una superior.


Otra voz se queda callada: Reactor 105.7

A solo unos días del cierre de RMX Radio y su transición a El Heraldo en Radio, Se informó que Reactor 105.7 dejará de transmitir programas con locutores y se limitará a reproducir música. Esto debido a recortes presupuestales.

La señal, que es propiedad del Instituto Mexicano de la Radio (IMER), según reportaron algunos de sus colaboradores, había tenido dificultades económicas desde hace algunas semanas debido a la llamada “austeridad republicana” del actual gobierno.

El anuncio oficial de esta etapa de Reactor se dio a conocer tras la renuncia de Ricardo Raphael quien reveló la cuestión económica adversa que enfrenta la estación.

Comunicado oficial de Reactor 105.7

A pesar de que la señal está activa desde 1969, su formato actual vendría tras el cierre de Radioactivo 98.7. Junto con RMX y la señal de radio de la Ibero sería punta de lanza en la transmisión de contenido rock, pop, indie y urbano.

Es una perdida especialmente sensible para los géneros rock y hip-hip, ya que además de las reproducciones de contenido, Reactor era una plataforma de noticias y lanzamiento para artistas de este tipo en nuestro país.

Se calcula que por los recortes del IMER poco más de 200 personas quedarán sin empleo tras el fin de emisiones el 1 de julio. Muchos colaboradores se han despedido en redes sociales.

A pesar de que los recortes presupuestales del gobierno federal han golpeado varios sectores, han generado más controversia dentro de las comunidades cultural, deportiva y científica.

8 Tracks de: Corona Capital 2019

Ideas rápidas, poco reflexivas y menos cautelosas, pero muy sinceras, previas al evento.

1. ¡El mal ha triunfado!

ESPECIAL

Quizá no el mal, pero si los sujetos que cada año trolean con carteles falsos. Ustedes saben, esos que lucen como si fueran una playlist de 2005: con pocas mujeres (o ninguna), mucho brit rock, nada de la escena hip hop, y jerarquizados por el gusto personal del troll más que por cualquier criterio de relevancia musical válido*.

No se malinterprete, yo soy el primero en agradecer la oportunidad de ver a The Strokes, a Weezer, a Franz Ferdinand, a Keane (mil veces por encima que Coldplay), e incluso al sandwich de pan blanco sin orillas que es Interpol. Es solo que el Corona había mantenido una racha de varios años trayendo a artistas en la cima de los charts o leyendas con nuevo material. Si no nos emociona o al menos nos abrimos a la experiencia que sería escuchar a Childish Gambino, Post Malone, Tyler The Creator, Rosalía,  Halsey, entre tantos otros; temo decirles whitexicans y wannabes, el Corona Capital no es el evento internacional que creen mamar.

La que saca la casta por el pop más actual es…

*Dios bendito, que bueno que no viene Snow Patrol.

2. Billie “Chamaca Cabrona” Eilish aunque no les guste

FACEBOOK /@billieeilish

La headliner de 17 años definitivamente no será la próxima Nina Simone o Maria Callas, puede que no sea ni siquiera la próxima Ariana Grande o Lorde, pero la chica ha despuntado en los charts y alcanzado reconocimiento de artistas de la talla de Dave Grohl.

Por supuesto es normal  (y sano) tener cierta aversión al star system y dudar de los ascensos meteóricos de artistas.; sin embargo, el pegajoso pop alternativo, desfachatez y mala leche de Eilish difícilmente es algo que se le pudo ocurrir a un directivo de disquera. Si ese fuera el caso, sería más fácil enjaretarnos una nueva estrella de urbano latino.

Hay que decirlo,  la animadversión a la chica quizá tenga que ver más con cuestiones de género y edad. Apostaría que muchos de los críticos más radicales quizá no han escuchado a fondo Always Ascending, Marauder o Black Album** pero han hecho “bailecitos de papá” con Bad Guy***.

**Te fuiste a googlear, no me engañas.

***Para saber en qué consiste este baile vea el vídeoclip de la canción mencionada.

3. Julian Casablancas ocupadón

FACEBOOK / @thestrokes

Casablancas el sábado encabeza el cartel con sus legendarios brothers in arms de The Strokes, el hito que le dio fuerza y globalidad al rock indie mucho antes y con más ganas que The Arctic Monkeys. La banda que podría ser evangelista de nuestra generación viene con todo el poder que tenía en los 2000.

Casablancas el domingo se asolea a media tarde con The Voidz porque… pues pinches convénzanlo de que ya deje eso por la paz, no se puede, este hombre no escucha razones.

4. Jack White también anda por ahí

FACEBOOK / @theraconteurs

En un apartado más discreto del cartel está Don Jack White en compañía de uno de sus supergrupos: The Raconteurs. El más pertinente del momento debido a que recientemente el ex White Stripe en conjunto con los chicos de The Greenhornes lanzó nuevo material.

El hecho de que Jack White venga a México es importante por dos cosas. La primera es que a sus presentaciones en vivo se suma Dean Fertita de Queens Of The Stone Age. La segunda es más profunda; el artista de Detroit ha hecho las paces con nuestro país.

La última aparición White en México fue en 2014 cuando encabezó la infame edición de 2014 de este festival, donde fue héroe al salir y hacer su acto justo después de un diluvio que casi arruina el evento. En esa misma serie de conciertos en suelo azteca, murió en Puebla de un ataque al corazón su tecladista Ikey Owens.

5. Nos quedamos con ganas de Kurt Vile

FACEBOOK / @kurtvileofphilly

Hace un año cuando se presentó The War on Drugs, no pudimos evitar extrañar a uno de sus fundadores.  

El divorcio entre Kurt Vile ha funcionado bien para ambas partes. Adam Granduciel y compañía se quedaron con la faceta más clásica del rock folk en la que sus conciertos son hombres sin más show que su destreza como músicos -similar a Bruce Springsteen & The E Street Band–  haciendo covers de The Grateful Dead (idea para el regalo de tu papá, de nada).

En lo que respecta a Kurt Vile, como solista ha explorado un estilo más comercial que se tradujo en el hit Pretty Pimpin y colaboraciones con artistas como Courtney Barnett con quien lanzó un disco en conjunto llamado Lotta Sea Lice.

6. The B-52s

FACEBOOK / @theb52s

La banda de Georgia dará la nota retro del festival.  The B-52s es uno de los pilares del power pop, ese hermano menos pretencioso y más elegante del new wave (The Knack, The Cars, Elvis Costello etc.). Con ritmos punk traídos desde los 70 a los colores y ganas de fiesta de los 80, The B-52s era la carta divertida de los alternativos de la época (como te mostró 13 going on 30, David Byrne no te hacía ver muy “en onda”).

¿No los conoces? No te preocupes, ellos tienen la culpa porque apenas llegaron los 90 cometieron todos los pecados de la década: duetos sin justificación no monetaria (la asquerosa Shiny Happy People con R.E.M.), aparición en un bodrio de adaptación live action (Los Picapiedras,1994), enrolarse con Nickelodeon (el segundo tema de Modern Life of Rocko es de ellos, lo cual no es malo en sí: gran serie, gran tema, pero me imagino que el típico gen x no tenía tiempo para Nicktoons).

7.  Bloc Party y su gestazo

FACEBOOK / @theblocpartyofficial

Al lado del nombre de Bloc Party hay una pequeña anotación, de esas suelen comunicar malas noticias como que solo viene media banda o que se trata de un asqueroso dj set; sin embargo, no hay que temer. La banda hará un concierto conmemorativo de su álbum Silent Alarm, el mejor recibido por la crítica y el que tiene sus sencillos de mayor calidad, su tiempo en escena será para interpretarlo completo (no te ilusiones mucho por escuchar Banquet).

Lejos de sonar tedioso, suena muy interesante el concepto de una banda tocando su mejor álbum de principio a fin ¿se imaginan a Pixies con Doolittle o a Stone Roses con The Stone Roses? ¡Dios mio!, ¡¿Se imaginan a Weezer sin enjaretarnos sus discos nuevos?!

8.  Otros chaparros destacados

La gala del Capítulo 10 festeja con muchos viejos conocidos y actos nuevos que seguro mantendrán el entusiasmo desde media tarde: Travis, Chet Faker, Two Doors Cinema Club, Nick Murphy, Sofi Tukker, Sharon Van Eatten, Georgia y más. Llegar temprano y descubrir cosillas para tu playlist es la tercera parte del valor del boleto, sácale provecho.

Power ranking Corona Capital GDL 2019

El Corona Capital repite en nuestra ciudad por segundo año consecutivo, y para demostrar por qué no solo busca afianzarse como un evento más en la tradición tapatía, sino como la apuesta fuerte del verano en cuanto cartelera, nos presentó un line-up que además garantizar la venta de entradas, le da continuidad al evento por unos años más.

A continuación un desglose de los actos que se presentarán en la explanada del Estadio Akron. Estos están ordenados por la popularidad de los artistas, calidad de la propuesta musical y valor escénico.

21. Boy Pablo

TWITTER / @soypablo777

Para fanáticos extremistas de Mac DeMarco. El paralelismo entre los sonidos (e imagen) de Boy Pablo y Mac DeMarco es demasiado, pero el joven de origen chileno presenta letras pobres y no tiene la habilidad con la guitarra del canadiense Santo Patrón de los fuckboys y fuckgirls. Gustará a nacidos después del milenio.

20. Goo Goo Dolls

TWITTER / @googoodolls

Cuesta trabajo imaginar un concierto de 50 minutos que no sea un bucle de Iris sonando una y otra vez. Puedes tener el momento cursi forzado con tu pareja de la tarde con ellos pero eso te va a dejar una cruda moral por ñoño y chavorruco.

19. GG Magree

TWITTER / @ggmagree

Música para sesión de twich o de fondo vídeos de goles. El sonido de Magree es similar al de Ellie Goulding tempranera. se notan también influencias de Zedd. Da una alternativa animada al horario. Es una carrera muy verde para atacarla con dureza (o defenderla con uñas y dientes). Fanáticos del new wave revival, denle la oportunidad.

Classixx (dj set)

Buena propuesta disco y electro pop, pero el sufijo dj set suena a amenaza. ya sea que nos presenten a medio dueto, o que ellos vengan al CCGDL con ninguna intención de tocar un sintetizador, lo cual es lamentable, ya que es la base de su sonido armonioso .

18. Dillon Francis

TWITTER / @DillonFrancis

Seamos sinceros, su sonido, el moombahton, ese primo no solicitado del reggaetón, el trap y el dubstep, no llegó para quedarse. El sonido de Francis depende mucho de nuestras ganas de enfiestarnos denso una vez borrachos. Para que acabemos en ese escenario deberíamos estar muy ahogados como para olvidar a Tame Impala y a Chemical Brothers. Lo que es un hecho, es que después del Corona Capital quizá acabemos perreando “Get Low” hasta el piso en el Bar Américas.

17. Tops

FACEBOOK / @tttopsss

Parte de la nueva oleada de soft rock de media década. Destacan por el buen trabajo vocal de Jane Penny. Reagrupada en 2012 y beneficiada de nueva conformación. Decibeles tranquilos para el arranque del evento y ponerse a modo con lo que venga después.

16. Honne

FACEBOOK / @hellohonne

Syth pop suave, un poco meloso en el aspecto lírico pero que recuerda Discovery de Daft Punk en lo musical. Sabe cómo poner ambiente en festivales, ha sido parte de Coachella, Lollapalooza, y Wanderland. Ellos tienen la elegancia y mesura del pop londinense que hemos escuchado antes en The XX.

15. Christine and the Queens

TWITTER / @QueensChristine

En un cartel dominado por propuestas angloparlates, CATQ ofrece multiculturalidad al evento. Propuesta de Syth pop francés similar a álbumes recientes de Haim. La voz suave y melódica de la artista se refuerza con sintetizadores rítmicos.

14. Jax Jones

TWITTER / @JaxJones

Músico rico en influencias étnicas y musicales debido a que creció en barrios de inmigrantes en Inglaterra, podemos identificar ritmos africanos, trip hop, new wave en la base.

13. Goldroom

TWITTER / @goldroom

Tropical y disco necesarios para mantener el ánimo a media tarde, sinfónico pero a la vez bailable. Producto de influencias poco comunes para el género (a Bob Dylan, Tom Petty y Kurt Cobain no los imaginas como referentes de la escena EDM, ¿verdad?). Colaboraciones destacables con Futurecop!, Miami Horror, y The Twelves.

12. White Lies

TWITTER / @whiteliesmusic

Y con ustedes… ¡Interpol divertido!, Bueno… perdón por el insulto gratuito a Interpol y a White Lies, es injusto. Los White Lies se han ganado por mérito propio un lugar en la escena musical y como grupo de culto gracias a su mezcla personal de new wave y post punk con letras bien escritas.

11. Orchestral Manoeuvres in the Dark

FACEBOOK / @omdofficial

Aunque la nota retro fue más destacada el año pasado con David Byrne y Alanis Morissette; este año, fiel a su contraparte de CDMX, el Corona Capital hace un espacio para la nostalgia; mejor logrado con OMD que con Goo Goo Dolls, es justo decir. Sin duda, será experiencia escuchar a uno de los pilares del new wave en los 80; tanto para viejos seguidores, como para una generación más joven que quiera descubrir las influencias de sus artistas contemporáneos favoritos.

10. The Joy Formidable

TWITTER / @joyformidable

Energía para sobrellevar la tarde. Sonido que es muestra de increíble riffs de rock femenino, el cual es hermano de otras artistas prominentes la escena actual como Courtney Barnett, St. Vincent, K. Flay, Angel Olsen y Jenny Lewis, entre otras. Poderosa presencia escénica de su guitarrista y vocalista Rhiannon “Ritzy” Bryan.

9. Holy Ghost!

FACEBOOK / @HolyGhostNYC

Sonido retro, uno de los más disfrutables duetos pop rock en la actualidad. Ya han tocado varias veces en nuestro país, por lo que son  cercanos con el público mexicano.

8. Rhye

TWITTER / @rhye

Una propuesta de R&B y soul traída desde Toronto, la cual ya está familiarizada con México pero ahora la visita toca en GDL, lo cual es apremiante ya que es más frecuente que agenden en CDMX.

7. Of Montreal

TWITTER / @xxofMontrealxx

Pop psicodélico. Primera banda de renombre de la tarde. Kevin Barnes y su voz cautivadora estuvieron el año pasado en C3 Stage presentando su material más reciente, si no tuviste la oportunidad, está en la revancha; por otra parte, si te pareció un concierto muy enfocado a lo nuevo en lugar de lo clásico, un festival es el escenario ideal para un concierto revisionista.

6. Chromeo

FACEBOOK / @Chromeo

Vienen como veteranos a encabezar el cartel, pero también tienen su parte fresca: un álbum lanzado apenas el año pasado y nominado al Grammy. el dúo canadiense mostrará que las letras inteligentes pueden ir de la mano con ritmos funk, disco y dance.

5. Kimbra

TWITTER / @kimbramusic

¿La voz más poderosa del evento? Un talento muy grande como para encasillarlo en Somebody That I Used To Know y con una discografía más rica de explorar que la Goyte. La cantante neozelandeza y su show tienen cierta teatralidad que se agradece, ya que te recuerda por qué pagas una entrada.

4. Phoenix

FACEBOOK / @wearephoenix

Ellos quizá han ido a más festivales en México que tú, qué diablos, quizá a más Corona Capitals que tú. Para demostrar por que son consentidos en territorio azteca además de su breve residencia en Plaza Condesa en CDMX, los franceses encabezarán este festival.

3. Yeah Yeah Yeahs

TWITTER / @YYYs

No se llega a la cima de un line up fácil, por ello es increíble lo vigente que suenan Karen O y compañía 6 años después de su último álbum (no fueron vacaciones, solo googleen todo lo que la cantante ha hecho en la década). Una matriarca que abrió las puertas del rock independiente para todas las voces femeninas que vinieron después. Un “cero” en la cima.

2. The Chemical Brothers

TWITTER / @ChemBros

Sus majestades imperiales del trip hop cerrarán su escenario y demostrarán porque pertenecen a ese exclusivo círculo de artistas de música electrónica que sobreviven tendencias, se pueden valer por sí mismos y su carrera dura décadas y no solo veranos.

  1. Tame Impala
TWITTER / @tameimpala

Kevin Parker y compañía son la última joya de la corona, y  encargados de cerrar el evento, así como pareciera que el éxito de la venta de boletos se debe a ellos, su actuación pinta para ser el gran momento del año en la cartelera tapatía. La perla de occidente puede presumir tener la única fecha de la banda en nuestro país y eso es lo que le da valor a un festival