Paulino Monroy & URSS bajo el árbol en el C3 ROOFTOP

Fénix/Danzas NocTOURnas, las cartas a presentar

El cantautor y productor orundio de Celaya Guanajuato, Paulino Monroy, presenta su tercera placa discográfica Fénix, su más reciente material del cual se desprenden “Resplandecer”, “Fuego sobre fuego” y “Piquete de amor”, ases que han estado rotando desde a mediados del año pasado. El intérprete de “Conexión espiritual” deja atrás el pop tranquilo de Larga duración y la evolución de Cuento vaquero, para hacernos una entrega bastante alternativa que mezcla riffs estruendosos, guitarras distorsionadas y un set de once canciones de corte rockero.

Por su parte, URSS bajo el árbol, nos trae Danzas Nocturnas un EP de cuatro temas de los cuales ya suenan “Nos vamos a morir” y “Miradas”, que emiten un pop eléctrico, de roce erótico y voces muy suaves.

Francés Limón y Pit Moreno son los anfitriones de la noche, quienes logran un pop fresco y relajado.

La cita es el próximo sábado 22 de febrero a las 18:00 h, los boletos se pueden encontrar en taquillas y por sistema Ticketnow, con un precio de $275 general y $550 con convivencia.

Por Eduardo Roel.

Una noche energética con Less Than Jake

La banda de ska punk de la Florida armó la fiesta

Mi primera sorpresa fue llegar al foro C3 Stage, y entre Vans, gorras, integrantes de bandas locales y mucha cerveza; apreciar que los presentes oscilaban entre los treinta y cinco años, edad a considerar ya en este tipo de conciertos.

Siendo honesto no sabía de la existencia de Rikita Banana y me sorprendió que la ciudad de Mérida nos exportara al resto de la república una excelente banda del género que se apropiaría de la noche con Less Than Jake.

Justo a la hora del cigarrito, la zona de fumar se empezó a desalojar para introducirse a lo que sería, ochenta minutos de energía desbordada por toda una leyenda del ska punk. Marcaban las 23:00 h, una batería, un bajo, una guitarra, un trombón y un saxofón, fueron suficientes para abordar un viaje de lo más placentero.

“Gainesville Rock City” abrió el show que mantendría el slam activo con “Johnny Quest thinks we’re sellouts”, “Magnetic north”, “Dopeman”, el clásico “Plastic cup politics”, “History of a boring town”, “The science of selling yourself short”, “Automatic”, “The ghosts of you and me”, “Bomb drop”, “Escape from the a-bomb house”, “Al’s war”, “She’s gonna break soon”, “Look what happened” y “Nervous in the alley” para culminar el set list que se había programado.

Como es de esperarse, Chris Demakes, Vinnie Fiorello, Roger Manganelli, Buddy Schaub y Peter “JR” Wasilewski ofrecieron un encore que abría con su “All my best friends are metalheads”, su canción más representativa, “The rest of my life” y “Last one out of Liberty City”, dejando a los asistentes con el mejor sabor de boca en su primera visita a la ciudad.

Por Eduardo Roel.

Foto: Alex Lara.

Mecano en Hija de la luna

La banda de pop hispano más importante de todos los tiempos recibe merecido homenaje

Basado en el AiDalai Tour 91-92, gira que hiciera la agrupación madrileña para despedirse de los escenarios, y que es interpretada por la cantante y actriz Robin Torres en el papel de Ana Torroja, llega a Guadalajara para revivir los años de gloria de un referente de la música mundial.

Hablar de Mecano siempre es enigmante, la versatilidad sonora y el mudable contenido literario que abarcan sus letras, han hecho que su vigencia permanezca en la cultura popular de los oyentes. A casi cuarenta años de su formación, el trío que revolucionó el pop, llevándolo a expectativas inimaginables, recibe el tributo más grande en una clonación que se convierte en todo un espectáculo musical.

Desde la escenografía, los vestuarios, los mismos modelos y las marcas de los instrumentos, así como la formación de los integrantes que se despedía a inicio de los años noventa, es emulada a la perfección para reencontrar a los viejos y nuevos seguidores con los personajes de Ana y los hermanos Nacho y José María Cano.

Seis discos de estudio, cinco en otros idiomas, uno en directo, múltiples recopilaciones, EPs y remixes, avalan la trayectoria del grupo más irreverente, elegante y controversial del pop en español. Temas como “Dalai Lama”, “El blues del esclavo”, “El 7 de septiembre”, “Mujer contra mujer” y “Me cuesta tanto olvidarte”, son solo  algunos clásicos que formarán parte del repertorio que desembocará la nostalgia de los asistentes.

La cita es el próximo domingo 29 de marzo a las 20:00 h, en el Teatro Diana. Los boletos ya se encuentran en taquillas y por sistema Ticketmaster, los precios oscilan entre $300 y $1000.

Por Eduardo Roel.

Foto: Alexa Villanueva.


 [UdW1]

Less Than Jake en Guadalajara

ACK Promote & Malahoe nos traen ska punk floridense

Corría el año de 1992 y en la ciudad de Gainesville, Florida, nacía una de las bandas pilares de ska punk norteamericano, aquella que se acerca a su tercera década de vigencia y que visita por primera vez La Perla Tapatía en una noche que promete ser bastante energética.

Una alineación formada por el vocalista y guitarrista Chris Demakes y el baterista Vinnie Fiorello, fundadores desde el primer día, quienes se hacen acompañar por el bajista y vocalista Roger Manganelli, Buddy Schaub con el trombón y el saxofonista Peter “JR” Wasilewski.

Casi quince producciones avalan la trayectoria y el sello ha caracterizado a la agrupación estadounidense por casi treinta años, nombrando Hello Rockview y Losing Streak como sus placas más emblemáticas. Es así como “All my best friends are metalheads”, “The science of selling yourself short”, “History of a boring town”, “Look what happened” y “Johnny quest thinks we´re sellouts”, demostrarán la energía que Less Than Jake derrocha en el escenario.

La cita es el próximo viernes 31 de enero a las 21:00 h, en el foro C3 Stage. Los boletos ya se encuentran a la venta en taquillas, así como en las Tiendas Soulflower y por sistema TicketNow. La preventa general es de $400 y en zona VIP $850, e incluye acceso preferencial más souvenir. El evento es solo para mayores de edad.

Por Eduardo Roel.

Vicentico, un faro en la ciudad

El Teatro Diana lució en una noche de colores y la guía de un monstruo latinoamericano

Tan solo unos minutos después de las 21:00 h, se apagan las luces. Encapuchado como un boxeador, un fantasma o no sé qué cosa; arropado de siete músicos y un juego de luces ambar revienta “Freak”, su nuevo “as” con sonido latino que muestra a un Vicentico irreverente y arrebatado. De pronto se desenmascara y bajo un rojo intenso llega “Ya no te quiero” con dos guitarras, un teclado, una batería, un bajo, una trompeta y el “Tano” Martelli en las percusiones, dispuestos a apropiarse de la noche.

Entre un azul y unas guitarras árabes se encuentra “Bajando la calle” aquel “Rey del rock & roll” que ha terminado su acto; yo solo observo al cantante argentino, quien se ve que es un hombre de pocas palabras y no aquel “Otro” frontman de música energética de los años noventa.

Un “Viento” regresa a ese amarillo que de pronto se convierte en violeta al emitir “La carta”, con unos aires de tranquilidad, que pasa de tonos fríos a un rosa y que seduce al entonar “No te apartes de mí”, aquel clásico latinoamericano de Roberto Carlos que remata el primer set acompañado de “Algo contigo”.

La peculiaridad de la voz de Gabriel se funde con el teclado y regala “El aguijón” y “Demasiada presión”, aquellos Fabulosos himnos con los cuales agradece a Guadalajara por el honor y la alegría que le hacen sentir. El recital siguió en la intimidad y continuó al ver al intérprete tomar la guitarra acústica y pronunciar “Canción mixteca” de la mano de “Siguiendo la luna” y “Basta de llamarme así”, en la cual el combo musical que lo acompañaba regresó a escena.

Un “Paisaje” cambia el rumbo de la noche y me puse a pensar que Vicentico es un romántico y que siempre ha llevado esa bandera; pero unos tintes de reggae modifican mi idea al presenciar “Las manos” que hace enlace con la clásica “Radio criminal” de aquel viejo Vol. 5, “Mal bicho” del imponente Rey Azúcar (mi top de Los Cadillacs) y “Hasta siempre comandante”, que sobrepasan los diez minutos en los oídos tapatíos.

“Creo que me enamoré” y “Morir a tu lado” apuntan que la noche va a finalizar, pero el dirigente agradece y concluye con “Solo un momento”, poniendo fin a la tercia novelera de su repertorio.

Era de esperarse un encore, y al ritmo de un son comienza “Vasos vacíos”, que levanta al público de sus asientos, demostrando el conecte y el afecto al bonaerense con un unísono ¡Oé, oé, oé, oé, Vicen-tico!

Tras diez segundos de silencio y de obscuridad tecnológica, el riff de “Los caminos de la vida” buscan coronar el directo entre un juego de cánticos que propone el músico quien lleva la melodía por unos doce minutos. Fue tal impacto de la respuesta que no pudo evitar alejarse del escenario y celebrar con “Yo no me sentaría en tu mesa” por tan emotiva despedida.

Prometí no cantar, no aplaudir, solo observar y escuchar. Esto fue más de lo que esperaba, Vicentico nos regala más que en conjunto.

Por Eduardo Roel.

Fotos: Roberto Mora.

Galería fotográfica: https://revistainstinto.com/vicentico-en-el-teatro-diana-2019/

El ritmo levantamuertos

A punto de sumar 35 años de existencia, Todos Tus Muertos se reivindica con Guadalajara

La carrera de la agrupación argentina más combativa de Latinoamérica ha sido un vaivén de proyectos entre sus integrantes, los cuales siempre regresan al mismo punto de partida que los ha consolidado y dado el reconocimiento para pasar a convertirse en una leyenda viviente, y se demostró con un Foro Independencia a tope la noche del pasado viernes.

Eran las 22:00 h cuando el riff esencial de “Tu alma mía” encendió a los reunidos en un concierto que se presume de antaño por la banda “noventera” que nos visitaba y por el público que aparentaba pasar de los 35. Un bagaje de alabanzas se corearon con frenesí en una hora treinta minutos que duró el show.

Fidel Nadal, Pablo Molina y Félix Gutiérrez dieron voz entre reggae, punk, rap y toda la mezcla de ritmos que los caracterizan a “Incomunicado”, “Dale aborigen”, “No te la vas a acabar”, “Mate”, “Fallas”, “Mandela”, “Los envidiosos”, “El camino real”, “Rasta y vive”, “Todo lo daría”, “Hijo nuestro”, “Sé que no”, “El féretro” y “Gente que no”, en una primera entrega que se distinguió con un “Slam” como el de los viejos tiempos.

Un regreso con “Torquemada”, “No más apartheid”, “Andate” y “Trece”, fueron suficientes  para culminar entre fuego y combate en un concierto que quedará para la historia y la memoria de los tapatíos.

Por Eduardo Roel.

Foto: Alex Lara.

Jorge Drexler en un viaje íntimo

Utilizar el silencio como un medio de “Transporte” y hacer “Eco” de un par de decenas de canciones “Estalactitas”, convirtieron al Teatro Diana en una perfecta cueva sonora

El “Deseo” se cumplió y ver al uruguayo interpretar a “Guitarra y voz” desde sus primeras grabaciones como “La aparecida”; que fueran relatadas entre anécdotas íntimas, detalles familiares y explicaciones de cada uno de los viajes que palpa en sus composiciones, resultó algo totalmente diferente, tal es el caso de “Salvapantallas”, que se volvió un deleite introspectivo y melancólico llevando la velada por un buen camino.

Ampersan, quienes habían iniciado la noche, subieron de nueva cuenta al escenario para acompañar a Jorge con “El tiempo está después”, un himno del montevideano Fernando Cabrera y que a pesar de no haberse ensayado, derivó en una acertada improvisación. “Abracadabras” hizo que apareciera “Todo se transforma” y que el coro unísono del Diana rompiera el silencio con un volumen embelesado que culminó el segundo bloque de entregas con el globalizante rap de “Disneylandia”.

Era una noche de “Asilo”, todo asistente se había vuelto cómplice de lo que el cantautor guiaba en la amena exclamación de sus poesías. “La vida es más compleja de lo que perece” nos acompañó en la “Soledad” y la calma que “La edad del cielo” ofrecía y que se coreó perfectamente “A la sombra del Ceibal” como el músico indicó.

Tan delicioso es que Drexler hable de su relación con Sabina y aquellos momentos relatados  en “Pongamos que hablamos de Martínez”, que nos resistíamos a que la tertulia concluyera, pero “Sea” fue el primer aviso del cual el cantante hizo burla para hacerse regresar al tablado y regalarnos “Movimiento”, primer tema de su última placa discográfica Salvavidas de hielo.

El “Silencio” se hizo presente de una manera total, y Jorge regresaba tras bambalinas para lisonjearnos con “Telefonía”, y después de dar un breve discurso político, declamarnos “Me haces bien”, que completaba el pilón que puso fin a un recital verdaderamente gratificante.

Por Eduardo Roel.

Fotos: Roberto Mora.

Vicentico en el Teatro Diana

“El Cadillac Mayor” regresa a tierras tapatías

Su sonido es maduro, su inspiración va más allá de cualquier género latinoamericano, trae la experiencia consigo, trae alrededor de 35 años interpretando. Su estilo intacto y peculiar profundiza con sus melodías, su discurso es derretido e introspectivo. Regresa como los buenos vinos, aquellos que han sido conservados en el tiempo, pero que mantienen la esencia y el sabor para deleite de quienes lo sepan disfrutar.

Él es Gabriel Julio (Bufano) Fernández Capello, mejor conocido por su álter ego: “Vicentico”. Quien es cofundador de una de las agrupaciones más representativas del continente americano, Los Fabulosos Cadillacs, y que a más de quince años de haber emprendido un viaje solo, sigue navegando en el inmenso mar de la música.

En su trayecto rebasa más de veinte placas discográficas, dieciséis con los de “Vasos vacíos” y siete en solitario. Sus manos han poseído cualquier tipo de galardones (Grammy, Grammy Latino, Carlos Gardel, Konex, MTV…) y su nombre ha recibido todo tipo de menciones honoríficas. Ha hecho giras extensas llenando grandes recintos, siendo el portavoz de numerosos himnos, los cuales han perdurado a través del tiempo.

El cantante, músico y compositor bonaerense viene a roborar la fidelidad y el lazo que se ha mantenido integro con la Perla de Occidente. “Culpable”,  “Se despierta la ciudad”, “Ya no te quiero”, “El árbol de la plaza”, “Solo un momento”, “Si me dejan”, “Las manos”,  “Algo contigo”, “No te apartes de mí”, “Creo que me enamoré”: son tan solo una decena de interpretaciones que Vicentico declamará aquí en Jalisco.

La cita es el próximo martes 26 de noviembre a las 21:00 h en el Teatro Diana, los boletos oscilan entre $550 y $1050 y se pueden adquirir por sistema Ticketmaster y en las taquillas del teatro.

Por Eduardo Roel.

Todos Tus Muertos en Guadalajara

La banda argentina regresa al combate en el Foro Independencia

La legendaria agrupación formada en 1985 que mezcla reggae, punk, rock y un sinfín de géneros cuyas letras demuestran la inconformidad política-social, así como un alarde al Movimiento Rastafari, se mantienen de pie haciendo eco de su persistencia en la música latinoamericana.

Cinco álbumes de estudio, dos en directo y un disco de subversiones abalan la trayectoria que Fidel Nadal, Pablo Molina y Félix Gutiérrez continúan y han consolidado a través del tiempo.

“Andate”, “Sé que no”, “El camino real”, “Hijo nuestro” y “No te la vas a acabar”, son solo algunos de los himnos que serán coreados en una noche que promete bastante.

La cita es el próximo viernes 15 de noviembre a las 21:00 h, y los boletos se pueden encontrar en los siguientes puntos: taquilla de foro Independencia, taquilla de C3stage, Vistory Store, Soulflower tatoo y por el sistema electrónico de TicketNow con un costo de $380 en preventa y $420 el día del evento.

Por Eduardo Roel.

Drexler regresa a lo Silente

Por segunda vez consecutiva el cantautor uruguayo regresa a las puertas del Teatro Diana con un show íntimo en un formato solista. Un Jorge Drexler abrazado a una serie de guitarras acústicas y eléctricas entonando los himnos que ha construido a lo largo del tiempo.

Alrededor de quince trabajos en estudio, ganador de un Óscar y tres Latin Grammy, así como múltiples premios en Europa, consolidan una carrera llena de aciertos del multifacético artista.

Salvavidas de hielo fue la última placa discográfica estrenada en 2017 y que el montevideano trajo consigo en su visita anterior; pero hoy es diferente, una noche sigilosa, apacible y serena es lo que ofrece el creador de “Al otro lado del río”.

La cita es el próximo domingo 10 de noviembre y los boletos ya se pueden encontrar en las taquillas del teatro y por sistema Ticketmaster, los precios oscilan entre los $420 y $1300.

Por Eduardo Roel.